Esperando a Lemar

El francés sólo ha marcado un gol y ha dado una asistencia desde que llegó al Atlético. Simeone pretende que sea más decisivo cerca del área

El francés sólo ha marcado un gol y ha dado una asistencia desde que llegó al Atlético. Simeone pretende que sea más decisivo cerca del área.

Thomas Lemar marcó en Getafe su único gol con el Atlético hasta ahora. Un zurdazo desde fuera del área que a Simeone le hizo imaginar que el francés se desataba. Su buena actuación en la Supercopa de Europa animaba a pensar en un jugador imprescindible para los rojiblancos. Pero su aportación final se ha quedado frenada en ese gol que marcó en el Coliseum y una asistencia que dio en el partido siguiente contra el Huesca en el Metropolitano.

El francés, sin embargo, ha roto la costumbre de Simeone de obligar a sus futbolistas a hacer la mili antes de contar con ellos como uno más. Todos, incluso Griezmann y Oblak, han pasado por suplencias y sustituciones continuadas en su primer año. Con Lemar, el comportamiento del Cholo ha sido diferente desde el comienzo. Quizá por los 70 millones pagados por su traspaso que lo convierten en el fichaje más caro de la historia del club. O quizá porque cree en él. Aunque al preparador del Atlético le gustaría que fuera más desequilibrante. «Todo lo que hace en mitad de cancha me gustaría que lo pueda ejecutar en las cercanías del área. Y en eso trabajamos. Él lo entiende, lo está buscando y cada vez que aparezca en esos sectores, que es donde es más difícil jugar y donde se necesitan futbolistas como Lemar, el equipo progresará muchísimo», aseguró en la conferencia de prensa previa al encuentro ante el Leganés.

En esas palabras del Cholo se encuentra la explicación a la suplencia del francés en los últimos encuentros. No jugó de inicio contra el Villarreal ni contra la Real Sociedad. Aunque es cierto que esos dos partidos de Liga llegaron antes y después del enfrentamiento de Liga de Campeones contra el Borussia Dortmund en el que el Atlético perdió 4-0 con Lemar en el campo durante los noventa minutos.

El Atlético espera más producción de Lemar, pero nunca ha sido un goleador. La temporada pasada marcó sólo tres goles con el Mónaco entre todas las competiciones, aunque repartió diez asistencias y estuvo ausente por lesión en doce partidos. Es en la labor de pasador en la que más ha destacado siempre. Hace dos años, en su mejor temporada con el Mónaco, marcó 14 goles y añadió 17 pases de gol. Ha sido el único curso en el que ha pasado de diez goles entre todas las competiciones. Fue el año en que el Mónaco desafió al PSG en el campeonato francés y ganó la Liga. El año anterior había frenado en cinco su cuenta de pases y goles. Pero Simeone quiere que dé un salto en su aportación en cifras. Griezmann es su ejemplo.