Fútbol

Estados Unidos no tiene rival

Megan Rapinoe celebra el primer tanto de Estados Unidos con sus compañeras detrás
Megan Rapinoe celebra el primer tanto de Estados Unidos con sus compañeras detrás

El Mundial femenino de fútbol tiene dueñas. Las estadounidenses dominan el campeonato y han jugado torneo con la seguridad de las que se saben campeonas. La historia las avala. No sólo por el título que han ganado en Francia, ni siquiera porque sea el segundo consecutivo, algo que nadie había conseguido. Y tampoco por que sea el cuarto título en los ocho mundiales disputados. El mérito de Estados Unidos es que nunca ha bajado del podio en los ocho campeonatos: cuatro títulos, un subcampeonato y tres terceros puestos.

Fue necesario un penalti con revisión del VAR para que Estados Unidos abriera el marcador. Pero el penalti lo era, una patada innecesaria en el costado de Alex Morgan, y las estadounidenses habían demostrado ya ser superiores. Marcó Rapinoe desde los once metros para abrir el camino de la victoria. Lavelle cerró la victoria con un disparo en contraataque desde el borde del área. Estados Unidos no tiene rival.