Hinchas de Rusia cargan contra aficionados ingleses

Tras la batalla campal, los agentes tomaron el control del viejo puerto de Marsella, donde podían verse heridos

Aficionados rusos se enfrentaron a los hinchas ingleses
Aficionados rusos se enfrentaron a los hinchas ingleses

Decenas de aficionados de la selección rusa de fútbol han cargado contra hinchas ingleses en las gradas del estadio Vélodrome de Marsella nada más terminar el partido disputado esta noche entre ambas selecciones sin que por el momento se tenga constancia de heridos.

Decenas de aficionados de la selección rusa de fútbol han cargado contra hinchas ingleses en las gradas del estadio Vélodrome de Marsella nada más terminar el partido disputado esta noche entre ambas selecciones sin que por el momento se tenga constancia de heridos.

Según testigos de la agencia Reuters, los aficionados rusos invadieron la sección donde se encontraban los ingleses, arrancaron banderas y lanzaron proyectiles que obligaron a los aficionados de Inglaterra a saltar barreras ante la mirada de las fuerzas de seguridad.

Estos incidentes tienen lugar después de una batalla campal en el Puerto Viejo de Marsella entre ambas hinchadas que han dejado cinco heridos -- uno de ellos en estado grave, de nacionalidad británica --

y seis detenidos.

En este sentido, la UEFA ha emitido un comunicado de condena contra las peleas callejeras. "La gente que participa en semejantes actos violentos no tiene cabida en el fútbol", al tiempo que ha recordado que solo puede adoptar medidas disciplinarias "respecto a los sucesos que ocurren dentro del perímetro de un estadio", según la nota emitida antes de que ocurriera la invasión en el campo.

Disturbios por la tarde

Cientos de antidisturbios intervinieron esta tarde en la zona del puerto viejo de Marsella para imponer la calma tras un nuevo episodio de disturbios de hinchas ingleses, que se enfrentaron a otros rusos a pocas horas del partido entre sus selecciones en la Eurocopa.

El prefecto (delegado del Gobierno), Laurent Núñez, explicó que hasta las 18.00 locales (16.00 GMT) se llevaban contabilizados seis detenidos y cinco heridos, uno de ellos de gravedad, ya que había sufrido un paro cardíaco.

En declaraciones al canal “BFM TV”, Núñez insistió en que los agentes habían intervenido para dispersar a los grupos que se habían enfrentado durante casi dos horas, y que cifró en 200-300 por cada bando.

Preguntado por si no quedaba en evidencia que las medidas puestas en marcha se habían visto superadas por la realidad de la violencia, respondió que el dispositivo “es suficiente por ahora”.

Indicó que se produjeron peleas en diferentes puntos del centro, y que las fuerzas del orden habían actuado “sistemáticamente” con cargas y gases lacrimógenos.

Tras la batalla campal, los agentes tomaron el control del viejo puerto de Marsella, donde podían verse heridos, algunos con sangre en la cabeza o en las piernas.

Por el suelo, botellas, sillas y mesas de café y mobiliario urbano desperdigado que dejaba en evidencia los enfrentamientos entre aficionados violentos.

Más de una treintena de furgones de policía estaban aparcados en los alrededores, lo que ilustraba la importancia del despliegue ante estos nuevos incidentes, después de los que se habían producido los dos días anteriores.

El partido Inglaterra-Rusia, que se juega en el estadio Velodrome de Marsella a las 21.00 locales (19.00 GMT), es uno de los considerados por las autoridades de alto riesgo de esta Eurocopa, inaugurada ayer con el encuentro Francia-Rumanía en Saint Denis, a las afueras de París.

Estos episodios de violencia recuerdan los que se produjeron también en Marsella durante el Mundial de 1998 y que también protagonizaron hinchas ingleses, y que provocaron decenas de heridos.