El heredero y el Rey

Los dos madridistas se miden mañana. No hay enfrentamiento personal que levante tanta expectación.. Bale: «No nos hemos mandado mensajes. Cristiano es un jugador fantástico, pero debemos preocuparnos por nosotros»

Cristiano Ronaldo está en el trono del fútbol mundial, junto con Leo Messi, de eso nadie lo duda. Y Bale tiene toda la pinta de ser su heredero.

El domingo, Cristiano Ronaldo colgó una foto en Twitter en la que se le veía haciéndose un «selfie» con una marabunta de aficionados detrás. De las cuatro selecciones semifinalistas, no hay ninguna que tenga un jugador que levante las pasiones que provoca el luso. Alemania es un bloque, Gales es más desconocido, Griezmann, en Francia, está creciendo. Portugal, en cambio es Cristiano Ronaldo, campeón de Europa con el Real Madrid y estrella mundial, que tiene en la Eurocopa una oportunidad inigualable para conseguir un éxito con su selección. Cristiano Ronaldo está en el trono del fútbol mundial, junto con Leo Messi, de eso nadie lo duda.

Y Bale tiene toda la pinta de ser su heredero. «No nos hemos mandado mensajes. Cristiano es un jugador fantástico, pero creo que debemos preocuparnos por nosotros, no por el rival. Hemos jugado ante equipos de grandes individualidades otras veces. Mi sueño es ganar el próximo partido, aunque por supuesto también lo sería ganar el torneo. Queremos que así sea. Pero primero hay que ganar las semifinales», explicó ayer la estrella de la selección galesa y uno de los futbolistas más destacados de la competición. Bale cerró un gran año, con un papel estelar en la final de Milán, a la altura de su temporada. Sólo las lesiones le han impedido lucir a un nivel más alto y en la Eurocopa ha continuado con su buena forma. En Gales juega en todas las zonas del campo, sin ningún problema para cansarse en labores defensivas. Está en un momento excepcional y feliz. «Todos nos llevamos muy bien, somos como hermanos. Todos somos amigos y bromeamos y jugamos juntos, pero cuando se trata de algo serio, luchamos el uno con el otro», continuaba ayer el futbolista.

Bale siempre ha mantenido un perfil bajo, sin hacer ruido, sobre todo en el Real Madrid, donde parece ajeno a todo el ruido que provoca el club blanco. Distraído o tímido o sin querer perderse en otras guerras, Bale se entretiene con el golf y pone la excusa del idioma en España para no entrar en más polémicas. Pero por su fútbol y por su proyección mediática está a un solo peldaño de lo que significa Cristiano Ronaldo. Y hay un dato más importante: Ronaldo tiene 31 años. Bale, 26. Por eso el partido de mañana tiene un interés especial pese a que el galés, ayer, en ningún momento quisiese entrar a valorarlo. «Para nosotros esto es algo de equipo. Juntos estamos más fuertes. Todos trabajamos duro como uno solo. Atacamos como uno y defendemos como uno. Cuando perdemos la pelota, todos luchamos para recuperarla», continuó explicando, sin salirse del discurso de equipo. «No es un duelo entre dos jugadores, es un duelo entre dos selecciones en la semifinal», continuaba.

El Balón de Oro

Sin embargo no es, de ningún modo, un duelo cualquiera. Quizá no hay enfrentamiento personal en la Eurocopa que despierte tanto interés. Si Portugal gana, Ronaldo estará ante una oportunidad histórica. Si lo hace la Gales de Bale, la jerarquía no da un vuelco, pero sí que se tambalea. «El Balón de Oro no premia un partido, premia una temporada. No está en mi mente ahora mismo el Balón del Oro. Sólo quiero servir a mis compañeros y pelear por títulos», contestó ayer Bale cuando le preguntaron por el premio que a final de año valora al mejor futbolista. En los últimos tiempos ha sido cuestión de Ronaldo y de Messi. Neymar está al acecho, pero tampoco ha tenido su mejor semestre en 2016. Si Gareth Bale completa un histórico pase a la final (en un partido, además, en el que no está Ramsey, el futbolista que mejor acompaña su juego), habrá que tenerle en cuenta a la hora de las votaciones para la elección.

En el Real Madrid observarán con atención el choque de mañana entre ambos, pero tienen muy claro que el futbolista de referencia es Cristiano Ronaldo y que Gareth Bale es otra de las piezas fundamentales del conjunto campeón de Europa. Mientras se deciden los fichajes, en el club se preparan las renovaciones de ambos, para dejar claro a los dos y al resto de clubes europeos que se apuesta por mantener los jugadores de ataque que le han llevado a ganar dos Champions en los últimos tres años.

Cuando acabe la competición europea firmarán su renovación los dos futbolistas y habrá que ver si se hace antes de que empiecen las vacaciones o ya después, con el regreso del equipo.