Lucas Vázquez: «Nos queda un partido menos para ser campeones»

Lucas Vázquez / Jugador de la Selección. Ganó la Champions con el Madrid y ahora, como Sergio Ramos, busca conseguir el doblete europeo con la Roja. España ya ha dado el primer paso y Lucas es optimista.

Lucas Vázquez
Lucas Vázquez

Ganó la Champions con el Madrid y ahora, como Sergio Ramos, busca conseguir el doblete europeo con la Roja. España ya ha dado el primer paso y Lucas es optimista.

Lucas Vázquez (Curtis, La Coruña, 1991) es un tipo sonriente y educado. Un hombre feliz que disfruta de su primera experiencia con la Selección. No hace mucho estaba haciendo planes para pasar estos días en la playa, en Ibiza seguramente, pero Vicente del Bosque le cambió la vida. Lo necesitaba como arma para cambiar el juego de España, para hacerlo menos previsible. Lucas es un jugador diferente y eso es lo que ha convencido al seleccionador. 27 partidos con el Real Madrid esta temporada le han bastado para demostrarlo. Antes incluso de lanzar el primer penalti de la tanda decisiva en la final de la Champions. Aún espera su debut en la Eurocopa. Contra la República Checa estuvo calentando en la segunda parte, pero el seleccionador prefirió a Pedro. «No pensaba en nada. Sólo en calentar para estar preparado si me tocaba entrar», confiesa. Es un hombre de equipo y el seleccionador lo sabe muy bien.

–Rafa Benítez confió en usted para que regresara al Real Madrid. ¿Cuánta culpa tiene de que esté usted aquí?

–Yo creo que mucha.

–¿Ha hablado con él después de que se marchara del Madrid?

–Sí. Me dio la enhorabuena por la Champions y por la convocatoria con la Selección.

–¿Si a principios de temporada le hubieran dicho que iba a estar en la Eurocopa qué hubiera dicho?

–Me hubiera costado creerlo.

–¿Qué pensó cuando el seleccionador dio la lista?

–En el momento en que me lo dijeron, no me lo creía. Estaba casi en estado de «shock». Luego, más tranquilo, me pareció un sueño.

–¿Qué le dijo Del Bosque cuando llegó?

–Me dijo que estuviera tranquilo, que hiciera lo mismo que hago en el Madrid, que jugara igual y que si me había llamado es porque confía en mí.

–¿Cómo pasan los días en la concentración?

–Por la mañana hacemos un poquito de gimnasio y un poquito de spa también. Nos preparamos para estar lo mejor posible.

–¿Se hace muy largo esto?

–No largo, pero pasa mucho tiempo entre partido y partido y tienes bastante tiempo libre. Pero muy bien. Ojalá dure hasta el 10 de julio.

–¿Lo más pesado es esperar hasta el primer partido?

–Quizá sí. Ahora que ya empezó la competición, ya jugamos el primer partido y nos queda un partido menos para ser campeones.

–¿Fue muy complicada la primera semana con todo el asunto de De Gea?

–Justo pasó eso, pero estamos bien. Sin problemas y con mucha confianza de cara al partido de Turquía.

–¿Tranquiliza mucho ganar el primer partido?

–Yo creo que es muy importante empezar un campeonato así, con victoria. Te da más confianza, te da más alegría para jugar los siguientes partidos.

–¿Dónde estaba cuando España ganó la final de la Euro 2008? Era un chaval.

–La final la vi en mi pueblo, en Curtis, en un bar con mis amigos. No me imaginaba que ahora iba a estar aquí, pero sí que decía «ojalá en algún momento pueda estar yo ahí».

–¿Cómo empezó a jugar al fútbol?

–Empecé a jugar en casa con mi hermano mayor, porque tanto a él como a mi padre les gusta mucho el fútbol, todos en mi familia son futboleros y desde pequeño empecé a jugar. Luego con mis amigos y en el colegio y en todos lados, la verdad.

–¿En quién se fijaba?

–Me gustaba mucho Raúl, Figo, Joaquín, ese tipo de jugadores.

–¿Se identifica con el espíritu que ponía Raúl en el campo?

–Que digan eso de mí es un halago. La comparación con Raúl siempre es buena. Él es una leyenda del fútbol.

–¿Qué le dicen los veteranos como Sergio Ramos?

–Sergio me cuida mucho, siempre me ayuda, tanto dentro como fuera del campo. Es un amigo y una grandísima persona.

–Usted es un caso extraño. Nunca había jugado en las selecciones inferiores. ¿Es más difícil llegar así a la absoluta?

–Nunca me habían seleccionado. A veces son cosas del fútbol, no apareces en categorías inferiores y te llega esta oportunidad. Estoy muy agradecido al míster por haberme seleccionado.

–¿Con quién se lleva mejor en la Selección?

–Aparte de Sergio, con Morata tengo muy buena relación de haber jugado en las categorías inferiores del Madrid. Yo creo que con todos. Hay muy buen grupo y son todos muy buena gente.

–¿Cómo acabó Álvaro después del primer partido? Tuvo varias ocasiones, pero no consiguió marcar.

–Él hizo un grandísimo partido, se movió muy bien, creó ocasiones, pero no todos los días puede entrar la pelota.

–¿El gol es un problema para España o acabará llegando?

–El otro día hicimos muchas ocasiones claras para marcar. Hay días que entra antes y otros que entra después. Lo importante es sacar los tres puntos.

–¿Se siente cómodo con el estilo de juego de España?

–Muy cómodo. Es fácil jugar con estos jugadores que son tan buenos. Es increíble jugar al lado de estos jugadores, te ponen las cosas muy fáciles.

–¿Le han dado algún consejo los más veteranos?

–Sí que recuerdan cosas de campeonatos anteriores y te dicen que te fijes en algunos aspectos. Son cosas que ayudan.

–¿Qué le ha llamado la atención del torneo?

–En nuestro caso me llamó la atención el buen ambiente que hay dentro del grupo, la confianza que tienen unos con otros, lo bien que se entienden dentro del campo, lo bien que juegan. El estilo de España es espectacular. Y del torneo, cómo los equipos van con todo, saben que una Eurocopa es cada cuatro años y no es fácil estar en un torneo así.

–¿Qué impresiona más, tirar un penalti en la final de la Champions o plantarse en una Eurocopa?

–Son cosas diferentes. Lo de la final de la Champions es ese justo momento y para esto ya te vas mentalizando.

–Si hay una tanda de penaltis en la Eurocopa, ¿se atrevería a lanzar uno?

–Si en ese momento estoy con la misma confianza que el día de la final, por supuesto.