Sin gol, con esperanza

Portugal ha marcado un gol de 49 disparos. Confía en cambiar la racha. «Ronaldo tirará faltas y penaltis», dice el seleccionador.

Cristiano Ronaldo, en el entrenamiento de ayer de Portugal
Cristiano Ronaldo, en el entrenamiento de ayer de Portugal

Portugal ha marcado un gol de 49 disparos. Confía en cambiar la racha. «Ronaldo tirará faltas y penaltis», dice el seleccionador.

Veintitrés veces tiró Portugal en su partido contra Austria. Cuatro veces lo hizo su rival: empate a cero. Veintiséis veces tiró contra Islandia, en el primer encuentro en la Eurocopa. Cuatro lo hizo su rival: empate a uno. Por juego, por peligro y, sobre todo, por disparos, Portugal merece mejor suerte en la competición. «Jugamos medianamente bien contra Islandia y bien contra Austria, lo único que ocurrió es que no se concretó ninguna oportunidad. No se puede considerar excelente porque no conseguimos vencer, pero redujimos a Austria, el décimo clasificado del ránking, a un equipo pequeño que se limitó a defender», explicaba ayer Fernando Santos, el seleccionador luso. Los resultados podrían llenar de pesimismo la concentración lusa, pero vistos los partidos, el entrenador quiere que sus jugadores se llenen de ilusión: «Con una victoria, la clasificación está garantizada e incluso hay una gran posibilidad de pasar como primeros», decía el entrenador, mientras insistía en que no piensa volver a su país hasta el 11 de julio, el día después de la final de la Eurocopa. Y no es porque piense quedarse en Francia a hacer turismo.

Lo cierto es que Portugal lo tiene todo en su mano para clasificarse, pese a que su comienzo, en cuantos resultados, no ha sido de lo más esperanzador. El equipo luso presume de ataque, con Quaresma, Nani y Ronaldo, pero le cuesta más crear juego. Frente a Austria, con William Carvalho como medio centro recuperador, eran Moutinho y André Gomes quienes tenían que crear juego, pero Portugal prefiere jugar al ataque, con impulsos, con la velocidad de sus hombres antes que el preciosismo. Si le sale bien, es un rival temible. Si no, se encuentra en situaciones como la de hoy, con todo por jugarse en el último partido de la fase de grupos.

Es verdad que todo hubiese sido más sencillo si Ronaldo hubiera marcado el penalti que tuvo a favor en el último encuentro. Tiró al palo. No va a haber dudas si hay un penalti a favor hoy: «Si hubiera penaltis lo lanzaría Cristiano y marcará, aunque sea con los dos pies al mismo tiempo», bromeaba Santos. Las estadísticas dicen que ha fallado cuatro de los últimos cinco y en Portugal se planteaban si el último fallo le había cambiado el humor. «Después del primer partido decíais que sonreía. Ahora, que no sonríe. Creo que lo va a olvidar todo para hacer lo que mejor sabe, marcar goles». De la fiabilidad de Ronaldo depende el futuro de su selección en la competición. «Está habituado a hacer goles, es un ganador por excelencia, pero también reacciona muy bien cuando falla», dice Santos.