Alonso: objetivo Daytona

El español es favorito con Cadillac en esta mítica prueba americana, su nuevo reto.

Alonso afronta este fin de semana los ensayos libres en Daytona
Alonso afronta este fin de semana los ensayos libres en Daytona

El español es favorito con Cadillac en esta mítica prueba americana, su nuevo reto.

Fórmula 1, Le Mans, Indianápolis, Campeonato del mundo de Resistencia... y ahora Daytona. Hace apenas unas semanas Fernando Alonso se retiró de la F-1, la categoría reina del automovilismo, pero se equivocan los que piensen que el asturiano tendrá un año más relajado. Mucho antes que sus antiguos compañeros, el ovetense ya ha entrado en «faena» en Florida, Estados Unidos, inmerso en las 24 horas de Daytona, una carrera mítica cuya victoria quiere tener Alonso en su palmarés. Un reto más muy diferente a todo lo que ha hecho hasta ahora, salvo Le Mans, aunque el coche con el que disputa esta prueba sea mucho más sofisticado y complejo que el Cadillac con el que afrontará la carrera de resistencia americana.

El asturiano participa este fin de semana en los primeros ensayos libres de la legendaria competición estadounidense, que realmente se disputará a finales del mes de enero. Lo hace enrolado en uno de los equipos favoritos, el Konica-Minolta-Cadillac, uno de los más exitosos junto a tres pilotos muy experimentados: Jordan Taylor, Kamui Kobayashi (compañero de Alonso en Toyota) y Van der Zande.

Alonso ya tomó parte el pasado año en esta carrera, aunque lo hizo en un LMP2, un coche de segunda categoría que realmente no aspiraba al triunfo absoluto. Esta vez sí lo hace, parte como favorito y así lo está demostrando, al menos en lo que al español se refiere. Sin apenas conocer el coche, Fernando ya ha marcado mejores tiempos que el resto de sus compañeros y es sólo una décima más lento que sus principales rivales de Mazda. Aunque en esta clase de pruebas, como le ocurre en el mundial de Resistencia, la victoria es un trabajo en equipo de todos los pilotos, con una estrategia en la que entra en acción una puesta a punto acorde a las condiciones de los tres, la gestión del tráfico, la conducción nocturna y la climatología, que a veces es muy adversa en este escenario. Sin ir más lejos, ayer debieron suspender una de las sesiones libres debido a un fuerte temporal.

El nivel que Alonso demostró en sus primeras vueltas de contacto con el coche dejó claro que se trata de un piloto especial. En tan solo seis vueltas ya rodaba al mismo ritmo que su compañero Taylor y poco después ya era el más veloz. Su adaptación ha sido rapidísima, y a pesar de su enorme talento, esto no debe esconder la buena preparación previa que trae el español con un intenso trabajo a nivel de simulador y conocimiento teórico del coche.

Alonso comienza así una temporada que, aunque esté lejos de la F-1, puede convertirse en una de las más exitosas de su trayectoria, ya que afronta retos verdaderamente importantes en la figura de un piloto de automovilismo. Las 24 horas de Daytona arrancarán el próximo 26 de enero y entre sus participantes destacan otros ex de la F-1 como Rubens Barrichello o Juan Pablo Montoya, el otro piloto en activo que podría obtener también la triple corona.