McLaren: nuevo coche, mismas dudas

La escudería McLaren presenta hoy el monoplaza de Fernando Alonso, el «MCL32». La guerra entre la escudería y Honda se mantiene

W08 de Mercedes

La escudería McLaren presenta hoy el monoplaza de Fernando Alonso, el «MCL32». La guerra entre la escudería y Honda se mantiene

Hoy arranca la tercera temporada de Fernando Alonso en McLaren. Su esperpéntico regreso en 2015 no le ha traído más que quebraderos de cabeza en lo deportivo y este año las dudas se mantienen, sobre todo en lo referente al motor, que una vez más corre a cargo de Honda. La F-1 afronta en 2017 uno de sus cambios reglamentarios técnicos más drásticos de los últimos años y eso es sinónimo de incertidumbres. Escuderías como Williams, Renault, Sauber, Force India y Mercedes han presentado ya sus monoplazas y hoy es el turno de McLaren, que abandona la denominación histórica «MP4» que han portado la mayoría de sus monoplazas. El coche de 2017 ha sido bautizado con el nombre de «MCL32», el mismo que un horno de la marca de electrodomésticos Teka. A su alrededor se han disparado todo tipo de conjeturas sobre su posible rendimiento.

Desde Mercedes, su responsable de motores, Andy Cowell, ha afirmado a una publicación alemana que sentía mucha curiosidad por lo que pueden hacer los japoneses y tenía sospechas de que podían dar un salto muy grande. En Renault, Cyril Abiteboul, jefe del equipo, también miraba con recelo lo que puedan hacer los ingenieros de Honda, pero... En McLaren no lo tienen tan claro. El director deportivo de la escudería, Eric Boullier, afirmó en un acto público de Pirelli: «En McLaren estamos preparados para ganar, Honda quizás no lo esté». Con esta sentencia tan poco edificante, aunque probablemente cargada de realidad, parece que las cosas no pintan demasiado bien en el seno de la escudería británica. Incluso el nuevo máximo mandatario del equipo, el sustituto de Ron Dennis, Zak Brown, señaló que en 2017 no habrá victorias.

En Honda confirman que han cambiado el concepto de la unidad de potencia para parecerse más a la de Mercedes, aunque también han confirmado que eso supondrá asumir muchos riesgos. Es decir, puede que la fiabilidad no sea una de las grandes cualidades del coche. El caso es que ninguno de los dos socios confía en el otro. Los japoneses dicen que el chasis y la aerodinámica podrían ser mucho mejores y los ingleses opinan lo mismo, pero del motor, por sus escasas prestaciones. Es cierto que ya no es la McLaren de hace unos años y que la falta de presupuesto empieza a hacer mella en la estructura inglesa. El poderío económico que se veía antes brilla por su ausencia y eso puede afectar al desarrollo del monoplaza.

Además, McLaren ha sufrido varias bajas en las últimas semanas. La más importante es la de Jost Capito (el hombre que dirigió el equipo Volkswagen en el Mundial de Rallys con gran éxito), que fue fichado a bombo y platillo para dar la vuelta al equipo y que ha durado seis meses. El jefe de operaciones, Dave Redding, ha huido a Williams y ha sido sustituido por Paul James, anteriormente jefe de mecánicos. Esto ha provocado que Andrea Stella, hombre de confianza de Fernando Alonso, ya que ambos llegaron juntos desde Ferrari, tenga ahora más responsabilidad, sobre todo con los temas relacionados con la Federación Internacional.

Esta situación contrasta con los comentarios y los rumores que existen en la milla de oro situada al norte de Londres, donde se ubican las sedes de la mayoría de los equipos, el «Silicon Valley» de la F-1. Para muchos, la gran sorpresa del año puede ser McLaren, ya que es un equipo que históricamente ha sabido interpretar muy bien los cambios de reglamento. Mercedes es la gran favorita y más después de la presentación ayer del «W08», pero habrá que tener en cuenta a Red Bull, que puede ser la gran beneficiada con el cambio normativo, y a Renault, que tiene ya a su alcance de nuevo el capital y los medios necesarios para volver a ganar. Y eso puede ocurrir con Carlos Sainz en 2018 después de que Alonso rechazara al equipo galo para recalar esta misma temporada donde fue campeón del mundo.