1-1. La mente, en Leicester

Pésimo partido del Sevilla. El equipo de Sampaoli se mostró despistado y sin fútbol para superar al Leganés

El defensa francés del Sevilla Clément Lenglet  disputa un balón con el centrocampista brasileño del Leganés Gabriel Pires
El defensa francés del Sevilla Clément Lenglet disputa un balón con el centrocampista brasileño del Leganés Gabriel Pires

Pésimo partido del Sevilla. El equipo de Sampaoli se mostró despistado y sin fútbol para superar al Leganés

Si no es una caída, lo disimula bien el Sevilla. Anda el equipo de Sampaoli perdido, sin imponer su juego, frío. No manda en los partidos de ninguna manera. Si decide tocar, al final los pases terminan siendo hacia atrás, con el escasísimo peligro que ello conlleva sobre el rival. Si intentar ir a la tremenda, tampoco. Es extraño que un gran recurso como Iborra no sirviera para poner centros, acogotar de una forma elemental, pero a veces efectiva al Leganés, que pasó una tarde tranquila en el Sánchez-Pizjuán.

Seguramente se podrá argumentar que todo se debe al cansancio físico. En realidad, es materia desconocida para casi todos. El Sevilla ha ganado muchos puntos fiel a su «dicen que nunca se rinde». Ahora los partidos le pesan. O le molestan, que no es exactamente lo mismo. En el club se ha instalado una obsesión por la cita del martes ante el Leicester, donde está en juego gran parte de la temporada. Todos los huevos se encuentran depositados en la cesta de la Champions y en función del resultado de Inglaterra volverá el brío o aparecerá el desánimo. Cualquiera sabe lo que puede ocurrir allí, viendo el nivel del Sevilla en las últimas citas.

Muy pronto, en el minuto 3, quedó demostrado que el Sevilla tenía la cabeza en otro sitio. Gabriel marcó en ese instante de tacón. El balón había cruzado dos veces el área sin oposición de la defensa. Sampaoli decidió refrescar el once. Algunos le explicaron con suma claridad a la grada por qué no son titulares. Decepcionante resultó la aparición de Montoya. En una combinación acertada entre Correa y Jovetic llegó el gol del montenegrino al filo del descanso.

En la segunda mitad se intuía avalancha sevillista y fue al contrario. Si el Leganés no se llevó el partido únicamente se debió a su falta de calidad en los últimos metros. No se contabiliza una sola ocasión del Sevilla en toda la segunda parte. Ni un tiro, ni un remate... Juego insulso y espesura a más no poder. El martes ante el Leicester, la verdad.

- Ficha técnica:

1 - Sevilla: Sergio Rico; Carriço, Rami, Lenglet (N'Zonzi, m.46); Mariano, Kranevitter, Sarabia; Walter Montoya (Vietto, m.46), Franco Vázquez (Iborra, m.69), Correa; y Jovetic.

1 - Leganés: Herrerín; Bustinza, Mantovani, Siovas, Tito; Rubén Pérez, Morán; El Zhar, Gabriel (Insúa, m.91), Szymanowski (Machís, m.63); Guerrero (Luciano, m.68).

Goles: 0-1, M.3: Gabriel. 1-1, M.43: Jovetic.

Árbitro: José Luis González González (Comité Castellanoleonés). Amonestó a los locales Sarabia (m.57) y Kranevitter (m.75), y a los visitantes Gabriel (m.60), Mantovani (m.67) y Rubén Pérez (m.89).

Incidencias: Partido de la vigésima séptima jornada de LaLiga Santander disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 32.000 espectadores. Césped en buen estado.

Efe