Deportes

Tragedia de Hillsborough: Acuerdo para indemnizar a las víctimas 32 años después

Más de 600 personas serán compensadas económicamente por la Policía de South Yorkshire y West Midlands tras una campaña falsa que intentó culpar a los aficionados del histórico suceso

Tragedia de Hillsborough
Tragedia de Hillsborough

Han pasado 32 años desde aquel fatídico incidente como la Tragedia de Hillsborough que cambiaría al Liverpool y al fútbol. Sin embargo, muchas de las víctimas aún seguían reclamando justicia a día de hoy. Este viernes, por fin, la policía de South Yorkshire y West Midlands ha llegado a un acuerdo con más de 600 personas para compensarlas por la campaña policial falsa destinada a evitar la responsabilidad por el desastre de Hillsborough de 1989 y, en cambio, culpar a las víctimas, lo que las familias en duelo siempre han dicho que era un encubrimiento.

Las fuerzas pagarán una compensación a las familias cuyos familiares se encontraban entre los 96 hombres, mujeres y niños asesinados ilegalmente en Hillsborough, y a los supervivientes del desastre, por el trauma adicional y el daño psiquiátrico causado por la campaña policial. La recompensa económica es por las lesiones psiquiátricas que han sufrido las familias y los supervivientes y para pagar el tratamiento o el asesoramiento. Los reclamos civiles, alegando malversación en una oficina pública, se hicieron por primera vez en septiembre de 2015 durante las nuevas investigaciones sobre cómo murieron las 96 personas.

En abril del 2016, un jurado encontró que ningún comportamiento de los hinchas de los Reds contribuyó a la tragedia y que la responsabilidad recaía sobre la Policía y principalmente el oficial David Duckenfield, quien estaba a cargo del operativo aquel día.

La policía de South Yorkshire acordó previamente en noviembre de 1989 resolver las demandas de compensación para las familias en duelo y algunos de los heridos en el desastre, que ascendieron a casi USD 28 millones, según el informe del panel independiente de Hillsborough de 2012. El club Sheffield Wednesday y los ingenieros del estadio del club, Eastwood & Partners, contribuyeron con 2 millones cada uno, y el ayuntamiento de Sheffield contribuyó con 1,5 millones, informó The Guardian.

Vergonzoso encubrimiento

Los abogados que han actuado en nombre de los familiares y supervivientes en los nuevos reclamos por daños psiquiátricos calificaron a la campaña policial tras el desastre como “uno de los encubrimientos más grandes y vergonzosos de una fuerza policial en la historia”.

La jefa de policía interina Lauren Poultney dijo que la fuerza reconoció que “sus agentes cometieron errores y equivocaciones graves” tanto el 15 de abril de 1989 como durante las investigaciones posteriores. “Esas acciones el día del desastre provocaron trágicamente la pérdida de vidas y muchos heridos. Las fallas posteriores de la fuerza también causaron gran angustia, sufrimiento y dolor, tanto a las víctimas como a sus familias”, agregó.

En el caso de la Policía de West Midlands, fue la fuerza designada para investigar el desastre, pero desde entonces ha sido acusada de malas prácticas y fallas que han sido objeto de una investigación de larga duración por parte de la Oficina Independiente de Conducta Policial de Inglaterra.