Aintzane Encinas: «Peleamos para que nadie tenga que escuchar insultos»