Bale se rebela y no se presenta al entrenamiento

Gareth Bale se ha hartado de la tardanza del Tottenham en cerrar su traspaso
Gareth Bale se ha hartado de la tardanza del Tottenham en cerrar su traspaso

Tras unos días libres que le concedió el Tottenham, Bale tenía que regresar esta mañana a los entrenamientos en Einfield a las ordenes de Villas-Boas, pero el galés no se ha presentado, tal y como revela «The Guardian». Es el acto de rebeldía más velado desde que el jugador decidió marcharse para firmar por el Real Madrid. Es el síntoma más evidente de que el atacante se ha hartado de la tardanza del club inglés en cerrar el traspaso cuando el acuerdo con el Madrid se produjo el miércoles pasado.

Bale está a la espera de que los «Spurs» den luz verde a la firma de su contrato como nuevo jugador de Chamartín. Mientras tanto, el jugador decidió escapar del ruido y ha pasado tres días en Marbella, con el ánimo de permanecer en España. Sin embargo, su vuelo de regreso fue nuevamente a Londres.

Es la desesperación de ver que cuando parecía haber un acuerdo, el tira y afloja del presidente del Tottenham, Daniel Levy, continúa. Mientras el Madrid asegura que el acuerdo se cerró en 90,8 millones de euros (78 millones de libras), en Inglaterra insisten en que la cifra es más que cercana a los 100 millones (85, de libras). Además, en Chamartín ya tenían preparado el escenariio de la presentación para mañana mismo y es vox populis que Bale firmaría por seis temporadas a razón de 10 millones de euros netos por campaña. Echadas las cuentas, la estadía de Gareth Bale le supondría a la casa blanca unos 200 millones de euros aproximadamente.