FC Barcelona

El Valencia, cariacontecido

Se medirá con el Barcelona en una semifinal de la Copa del Rey; en la otra, Sevilla-Celta

Se medirá con el Barcelona en una semifinal de la Copa del Rey; en la otra, Sevilla-Celta

Eliminados los dos rivales madrileños, incluso antes de que esto sucediese, el Barcelona sobrevive como principal y diríase que único favorito para ganar la Copa. Ver la cara de póker que se le quedó a los responsables del Valencia cuando se extrajo su bola como rival de los culés en las semifinales explica mejor que un tratado hasta qué punto querían evitarlo sus adversarios en el sorteo de las semifinales. El (menos) agraciado resultó ser el equipo che, que busca desesperadamente salvar su mediocre temporada a través de esta competición, pero, para

ello, deberá eliminar al vigente campeón en la eliminatoria que se juega ya: el miércoles en el Camp Nou y una semana después en Mestalla. Un día después, el 4 y el 11, se disputarán Sevilla y Celta la otra plaza de finalista, con ida en el Sánchez Pizjuán y vuelta en Balaídos. Andaluces y gallegos salieron contentos de Las Rozas.

En la década de Messi, el Barcelona se ha convertido en el equipo copero por antonomasia. Ha adelantado al Athletic Club a la cabeza del palmarés y ha disputado cuatro de las siete últimas finales, nueve de las últimas diez semifinales. Luis Enrique logró el triplete en su primera temporada y apunta sin disimulo al segundo, como se vio con el once titularísimo que alineó el miércoles en la vuelta de los cuartos. Es, por tanto archifavorito para jugar una finalprevista para el 21 de mayo, que con toda probabilidad se jugará en el Vicente Calderón, en vista de que cada uno de los candidatos a jugarlo procede de una esquina del mapa. Como en casi todo, la centralidad manda. El último obstáculo para los azulgrana es un Valencia que no abre sus vitrinas desde que ese extraño equipo de Ronald Koeman ganase la Copa en 2008. No es menos raro el proyecto de Lim y los Neville, así que por ahí...

Los dos afortunados fueron el Sevilla y el Celta que, como suele ocurrir, chocarán en Liga entre la ida y la vuelta. Ya en cuartos de final, ante el Atlético, priorizó Toto Berizzo la Copa, así que no es complicado imaginar que este torneo es la gran apuesta de los vigueses, cuatro veces finalistas (los sevillistas los derrotaron en 1948), pero nunca campeones. Enfrente tendrán al otro club copero de la última década, que acumula cinco semifinales y dos títulos desde 2007. Unai Emery no es un fanático de esta competición, pero las altas instancias del club aprietan para que las eliminatorias se encaren con seriedad. Y a fe que lo han conseguido: dieciséis goles a favor y ninguno en contra es el balance del Sevilla en las tres rondas anteriores, en las que han avanzado al paso de la oca.