Bartomeu abrió veda electoral; Laporta y Benedito se suman

Agustí Benedito, ex candidato a la presidencia del FC Barcelona
Agustí Benedito, ex candidato a la presidencia del FC Barcelona

El empresario y ex candidato a la presidencia Agustí Benedito presentó una encuesta hoy, cuyo sondeo refleja que «el 76% de los socios quiere elecciones ya».

El empresario Agustí Benedito ha presentado hoy ante los medios una encuesta de intención de voto para las elecciones a la presidencia del FC Barcelona, previstas para 2016, que cierra un círculo que abrió hace unas semanas el actual dirigente, Josep Maria Bartomeu, al anunciar que se presentaría, y continuó Joan Laporta al sugerir su regreso.

En pocas semanas el barcelonismo tiene ya oficiosamente a tres aspirantes merodeando la parrilla de salida, después de que Agustí Benedito, que fue aspirante a la presidencia en las últimas elecciones de 2010, no solo haya ratificado que se presentará a la cita electoral, sino que también haya reclamado a Bartomeu que no demore los comicios porque, según sus sondeos, "un 76% de los socios quiere elecciones ya".

Gracias a una de las anteriores reformas de los estatutos del Barcelona, esta es la primera vez que el mandato de un presidente pasa de cuatro a seis años. El mandato lo comenzó en 2010 Sandro Rosell, que dimitió el pasado febrero, y si bien los estatutos validan que un vicepresidente se haga con las riendas en caso de dimisión del presidente, como fue el caso, Benedito ha reclamado que Bartomeu se someta ya a las urnas.

Sandro Rosell, presidente gracias a la mayoría absoluta en las elecciones de 2010, anunció a mediados de 2013 que en 2016 se presentaría a la reelección.

"Quiero anunciar que mi intención es presentarme a la reelección en 2016 para que el socio me siga dando la confianza para encarar estos retos", dijo Rosell en 2013, después de que se especulase con que quizás no optaría a la reelección, a pesar de estar justo en el ecuador de su mandato. Dimitido el pasado febrero, y delegando la presidencia en Bartomeu, este hizo lo propio en la pasada asamblea de compromisarios.

Ante las dudas que habían surgido entre muchos socios, a pesar de tener el aval estatutario, Bartomeu fue contundente en su primer examen ante los compromisario el pasado octubre: "Las elecciones toca hacerlas en 2016 y esta junta, presidida por mí y si mis compañeros me apoyan, tiene la intención de presentarse a la reelección".

Bartomeu, en cierta forma y a dos años vista de las elecciones, abría la veda preelectoral en un club muy dado a vivir una vida paralela a la deportiva.

Hace pocas semanas y en una comparecencia pública ante los medios, Joan Laporta dejó entrever que se sentía cada día más motivado para presentarse a la presidencia del Barça, después de haber cumplido dos mandatos, siete años y una semana, al frente del club.

Además, el expresidente aseguró que su proyecto pasaría por recuperar a iconos como Johan Cruyff y el actual técnico del Bayern de Múnich, Pep Guardiola, quien, sin embargo, hace unos días volvió a reiterar en una entrevista al diario 'Ara' que como entrenador no volvería al Barça porque era "una etapa cerrada".

"Creo que en la vida hay ciclos y el mío se acabó", sentenció.

Paralelamente a las declaraciones de Joan Laporta, quien en ningún momento certificó que vaya a presentarse, su jefe de prensa, Jordi Finestres, dejó el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: "No os olvidéis nada cuando recojáis vuestras cosas en los despachos. No nos interesa nada de lo que hayáis hecho. E id rápido, que hay mucho trabajo por hacer", en alusión a que, tras una hipotética victoria en las urnas, desean que los actuales gestores abandones el club cuanto antes.

Hoy, Agustí Benedito ha cerrado el círculo de los potenciales aspirantes en el marco preelectoral al presentarse ante los medios con una encuesta de intención de voto que da el siguiente escenario en un tablero a tres: Bartomeu, 19'6 %; Bendito, 24'9 %; Laporta, 31'3 %; No sabe/no contesta, 24'2 %, sobre una muestra de 411 socios.

No obstante, ha reconocido Agustí Benedito, otros aspirantes podrían ampliar la lista, como el empresario Víctor Font, quien estuvo en el equipo del excandidato Marc Ingla en 2010, y Toni Freixa, actual directivo azulgrana, que hace unas semanas quedó relegado a un papel menor después de una reordenación de funciones instaurada por Bartomeu.

Con este repóquer de aspirantes en un potencial escenario, se inicia un largo camino hacia las elecciones del Barça, que podrían ser la primavera que viene o, como sería normal, ya que es cuando finaliza el mandato actual, en la primavera de 2016. (Efe)