Real Madrid

Adán para al Madrid de Zizou

Cristiano Ronaldo, durante contra el Betis.
Cristiano Ronaldo, durante contra el Betis.

Cejudo marcó un golazo y el equipo visitante fue a remolque todo el partido. Paciente en la primera mitad y frenético en la segunda, pudo ganar, pero sólo consiguió el tanto de Benzema.

El golazo de Cejudo pesó demasiado para el Real Madrid, que se dejó la vida para remontar y no pudo. El Betis hizo el tanto y no volvió a salir de la cueva hasta los últimos minutos, cuando el partido ya era una locura, a vida o muerte, y acabó en empate. Entre medias, el balón y el dominio fueron del Madrid, primero paciente, con mucha pelota, pero pocas oportunidades, más el árbitro en contra; y después, frenético, volcado en el área del Betis, probando la fiabilidad de Adán y con las decisiones arbitrales a favor. Metió Benzema el gol que empataba el partido, pero no le dio tiempo a más al Madrid, que ve cómo el Barcelona vuelve a dar un paso adelante y no recorta puntos con el Atlético. La Liga sigue complicándose.

Le costó al equipo de Zidane tomar el mando del encuentro, con un rival que presionaba bien, que impedía jugar y que exprimió hasta el final su físico. El Betis quería sorprender al Madrid y lo hizo en una jugada que empezó en la derecha y acabó en un remate impresionante de Cejudo. Todo lo que hasta entonces había ido de cara para Zidane se torció. Sus dos primeros encuentros fueron plácidos, con la inercia del entusiasmo. Ayer el Betis le enseñó el sufrimiento: se veía al entrenador gesticulando en la banda desesperado porque el juego no fluía con la rapidez que esperaba. El Betis se vio con el botín y se echó para atrás. Ya no quería más. El Madrid dominó y dominó, con mucho balón, pero también con imprecisiones. Faltó la voluntad que sí llegó después. Sólo Isco se dejaba el alma en cada jugada, tanto en defensa como en ataque. Hay un problema con el andaluz: hace malabarismos y muchas veces encuentra soluciones, pero da la impresión de que siempre descarta el pase como primera opción. Y en la posición en la que juega, como centrocampista, su fútbol necesita otro vuelo para ser áun más decisivo. Pero nada se le puede reprochar al futbolista.

Por su lado jugó el Madrid porque Zidane había dado la banda derecha a Danilo y James. El experimento resultó fallido. El brasileño no termina de acoplarse al equipo y no crea el peligro que sí produce Carvajal por ese lado. En la segunda mitad, con la necesidad de ganar, salió y el Madrid ganó en voracidad. Mientras, James sigue sin encontrar la luz con la que brillaba antes. Luego, con el empuje general, el colombiano se entonó. Dio el pase del gol y pudo marcar el de la victoria, pero se lo quitó Adán.

El portero del Betis fue creciendo al tiempo que lo hacía el Real Madrid. La primera parte terminó sin que el Madrid concretara en nada su juego, con Modric y Kroos algo desacertados y con Benzema desquiciado por un penalti muy claro que no le pitaron. Lo mismo que a Ronaldo. A los de Zidane les faltaba el carácter que tuvieron después, quizá la necesidad. Fueron un equipo aseado, que siempre saca el balón jugado, pero sin ninguna claridad cuando se acercaba a la portería. Hubo muchos centros desde la banda, que morían casi al salir el balón de la bota del futbolista.

La urgencia cambió al Madrid tras el descanso. Fue un equipo más atrevido, en el que Modric pareció despertar para ofrecer un espectáculo. El croata pidió el balón y empujó al equipo hacia arriba, bien ayudado por Pepe y Varane, que adelantaron las líneas, se adelantaron casi siempre al rival y no dejaron ya salir al Betis hasta los últimos minutos.

Modric buscó la banda derecha, sobre todo, donde Carvajal le ofrecía mejores prestaciones que Danilo y el Madrid ya se dedicó a jugar en el área rival. Fue el típico vendaval a los que somete el Madrid al rival cuando necesita ganar. Casi siempre da resultado, pero ayer sólo consiguió marcar un gol, tras un fuera de juego de James. Adán mantuvo al Betis tan vivo que al final creyó en la victoria, con un par de contras. Los últimos minutos fueron una locura, desesperados, a la ruleta rusa, que la Liga se ha puesto cara.

-Así se lo hemos contado

- Ficha técnica:

1 - Betis: Adán; Molinero, Pezzella, Bruno, Vargas; Petros, N'Diaye; Kadir (Joaquín, m.58), Fabián (Dani Ceballos, m.51), Cejudo (Portillo, m.76); y Rubén Castro.

1 - Real Madrid: Keylor Navas; Danilo (Carvajal, m.64), Pepe, Varane, Marcelo; Modric, Kroos, Isco; James Rodríguez (Jesé, m.79), Benzema y Cristiano Ronaldo.

Goles: 1-0, M.7: Cejudo. 1-1, M.71: Benzema.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a los locales Vargas (m.58), Petros (m.60) y Molinero (m.69), y al visitante Danilo (m.64).

Incidencias: Partido de la vigésima primera jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Benito Villamarín ante 48.111 espectadores. Césped en perfecto estado.