Fútbol

Bayern Múnich-Villarreal: El rodillo es Lewandowski

El delantero polaco es el jugador más determinante del mundo en los últimos años, aunque los premios sigan siendo para otros

Robert Lewandowski
Robert Lewandowski FOTO: RONALD WITTEK EFE

Hay pocos equipos que funcionen de una manera tan perfecta como el Bayern de Múnich. Un reloj que no se para desde hace años y que ha ganado dos Ligas de Campeones en los últimos diez cursos. La exuberancia del 8-2 con el que dejó al Barcelona caído en el camino hacia la final en 2020 es difícilmente repetible, pero en octavos apartó al Salzburgo con un contundente 7-1 en el partido de vuelta que borró de un manotazo todas las ilusiones del campeón austriaco después del 1-1 de la ida.

Entre el 8-2 de hace dos años y el 7-1 de hace una semana hay un eslabón que los une, los goles de Lewandowski. El delantero polaco lleva años siendo el futbolista más determinante del mundo, aunque los premios individuales sigan acaparándolos por inercia Cristiano Ronaldo, ya no, y Leo Messi, ya no más.

Pero «Lewy», al que la FIFA sí reconoció el año pasado como el mejor del mundo, sigue a lo suyo. Vive gol a gol y después de marcar uno siempre quiere el siguiente. En 2020, cuando el Bayern ganó la Copa de Europa del confinamiento, marcó 55 goles en 47 partidos. El año pasado su rendimiento “bajó” un poco y “sólo” pudo marcar 48 en 40 encuentros. Este año lleva 43 goles en 36 partidos.

El equipo alemán es, probablemente junto al Manchester City, el gran favorito para ganar la competición. Con Nagelsmann mantiene la versatilidad que tenía con Guardiola, aunque ahora defiende con tres centrales y ataca con muchos delanteros.

El principal problema para Nagelsmann en los últimos meses ha sido la ausencia de Alphonso Davies, el lateral canadiense, que no juega desde diciembre por una miocarditis, aunque ya ha vuelto a entrenar en solitario. El entrenador del Bayern no espera su regreso aún hasta dentro de tres o cuatro semanas, por lo que no estará disponible para enfrentarse al Villarreal en Champions.

«Nos alegramos de jugar contra el Villarreal, pero no será nada fácil. Muchos lo habréis visto contra la Juventus», reconoce Thomas Müller, uno de los jugadores que permanecen impasibles desde hace años en la alineación del campeón alemán.

«Es un rival muy engañoso», advierte Nagelsmann, que ya fue semifinalista con el Leipzig en 2020 después de eliminar al Atlético de Madrid en los cuartos de final.