Champions League

Con el «9», siempre Di Stéfano

Homenaje a Alfredo Di Stéfano antes del inicio del partido de ida de la Supercopa de España que el conjunto blanco disputa contra el Atlético de Madrid esta noche en el estadio Santiago Bernabéu.
Homenaje a Alfredo Di Stéfano antes del inicio del partido de ida de la Supercopa de España que el conjunto blanco disputa contra el Atlético de Madrid esta noche en el estadio Santiago Bernabéu.

Una camiseta gigante con el número nueve en el centro del campo es lo primero que se encontraba el aficionado al llegar a las gradas del Bernabéu. Se trataba de parte del homenaje que el club quería hacer a Alfredo di Stéfano antes del primer partido del Madrid en casa que ya no iba poder presenciar el mejor futbolista de la Historia. Una enorme pancarta ocupa desde hace tiempo la fachada exterior del estadio que da al Paseo de la Castellana, en la que se puede leer: «Gracias, Alfredo». Dentro, ayer, la afición le rindió un respetuoso minuto de silencio, que terminó con aplausos mientras en el césped lucían buena parte de las copas que ganó como futbolista. Uno de los anillos superiores del estadio, incluía una pancarta interminable con cada uno de sus títulos. El desplegable empezaba en el fondo sur con las cinco Copas de Europa y las 8 Ligas y terminaba justo en el otro extremo, sobre el fondo norte, con una Copa de España y los cinco trofeos Pichichi. Toda una carrera en forma de títulos que el club quiere recordar siempre, homenajeando como se merece al que fue presidente de honor. Será para siempre el «9» del Madrid, con permiso ahora de Benzema y más adelante de los que vayan llegando para vestir esta camiseta.

Fue un emotivo comienzo en el Bernabéu, en un día en el que las gradas se llenaron con un público distinto del habitual. No hubo ningún recibimiento especial a Casillas, ni un veredicto respecto a quién quiere la afición que ocupe la portería. Lo que sí hubo fue una ovación brutal cuando el nombre de Cristiano Ronaldo se gritó por megafonía. Han llegado tres estrellas nuevas, pero él había marcado los dos únicos goles del primer partido oficial y a la afición no se le olvida quién es el líder de este equipo. Igual que el madridismo va a intentar mantener en la memoria el recuerdo de la Saeta Rubia, que ayer, en forma de tres enormes fotos, volvió a pisar la que fue su casa.