Del Bosque reivindica la mejor imagen del fútbol en la que no cabe violencia

El seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque, ha reivindicado hoy la mejor imagen de este deporte, en el que no cabe la violencia, tras recibir en Segovia el Premio Cándido Mesonero Mayor de Castilla, que reconoce el compromiso con las causas solidarias. "Los violentos no deben tener cabida en el fútbol", ha sostenido el entrenador salmantino tras recoger una estatuilla con la figura de Cándido cortado unos cochinillos, de manos del presidente de la Fundación Cándido, Alberto López, y de la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente.

A su juicio, los "jugadores pueden perder, pero nunca deben ser falibles en su comportamiento".

"Estamos en la obligación de defender al fútbol y dar la mejor imagen de él, eso es más importante que nuestro propio equipo, hay veces que por defender cosas pequeñas ponemos en riesgo lo que es nuestra pasión, que algunos, desde dentro, lo empobrecen con su forma de actuar", ha reflexionado.

Sobre el premio ha dicho que otorga "una mayor responsabilidad", aunque ha planteado que no hay que recrearse "en la victoria"ni castigarse "por no construir triunfos".

"No nos debe invadir el pesimismo, a día de hoy España todavía es campeona de Europa, hasta 2016, el futuro nos llena de compromiso, debemos tener sueño de cara al futuro", ha recordado.

Con humildad, Del Bosque ha sostenido que solo es el entrenador de la selección, solo da herramientas a los jugadores para que puedan desarrollar su trabajo de la mejor manera posible y se ha confesado "orgulloso de representar a los jugadores y poder compartir a unos hombres que han sido fantásticos, referentes morales".

Ha matizado que "hay muchos jóvenes que les quieren imitar también fuera del campo, por su conducta y comportamiento, por lo que tan importante es el asunto deportivo como el personal".

En relación a los valores que reconoce el premio ha bromeado con que "nadie debe ser elogiado por su bondad", ya que, ha dicho, "todos estamos llenos de defectos y de perjuicios", aunque "es mejor que la gente piense que uno es majo", y en esa línea ha asegurado que intentará con su proceder "representar lo mejor"a su país, que es lo que intenta "siempre".

La fundación, en palabras de Cándido López, ha otorgado el galardón ha Del Bosque "por su compromiso con múltiples causas solidarias y sociales, y porque su actitud y comportamiento, tanto en la victoria como en la derrota, constituyen un ejemplo para todos, especialmente para las nuevas generaciones".