El ejemplo de Chicharito

Ancelotti pone al mexicano como modelo para los suplentes. El técnico dará minutos a Illarra ante el Celta, entiende a Isco y pide paciencia a Jesé

Kroos, Nacho, Illarramendi y Javier Hernández en un rondo durante el entrenamiento de ayer
Kroos, Nacho, Illarramendi y Javier Hernández en un rondo durante el entrenamiento de ayer

«Chicharito es un ejemplo para el entrenador y para muchos jugadores. Ha jugado muy poco, pero gracias a su profesionalidad estuvo listo en el momento importante», dice Ancelotti del hombre de la semana. El mexicano ha pasado en pocos días de suplente eterno a jugador decisivo. Un actor secundario convertido en héroe y en modelo a seguir para los que están en su misma situación.

El ex del United ha seguido punto por punto lo que los manuales de psicología deportiva recomiendan a los futbolistas suplentes: «Si no juegas y te comparas con los titulares, lograrás dos cosas: amargarte y perder el objetivo. El trabajo y la constancia son lo único que da la vuelta a las situaciones complicadas. Cuando no juegas la presión la tienes tú, pero si entrenas y trabajas bien, la presión pasa al entrenador». Cada una de estas frases recuerda de alguna manera a lo que ha vivido el delantero desde que llegó a Madrid: sospechoso al principio, olvidado más tarde y ahora protagonista gracias a su paciencia y dedicación.

Ancelotti no es psicólogo, aunque se preocupa mucho de recordar que todos los jugadores pueden tener su momento a lo largo de una temporada. A algunos les toca jugar todos los minutos, y a otros estar preparados para hacerlo bien en el minuto que les toque. «Esto es la salud de una plantilla, tener jugadores que, aunque no están tan cómodos trabajan muy bien y con mucha seriedad. Nadie está contento cuando no juega. No están contentos Isco, Nacho... Es normal. Lo que no es normal es que a este enfado se reaccione mal en el campo. Si este enfado te provoca un bajón de rendimiento en el entrenamiento no es bueno y esto no ha pasado», insiste Ancelotti.

Él cuenta con todos, los usa cuando los necesita y es lo que piensa hacer en lo que queda de temporada. Bale y Benzema todavía no están disponibles, así que Chicharito seguirá en el once ante el Celta. «Será importante mañana (por hoy) para ganar el partido», anunció el técnico. Sergio Ramos volverá a ser central, con lo que parece que, por fin, Illarramendi tendrá la oportunidad de seguir el ejemplo de su compañero mexicano. Illarra quiere ser Chicharito y es el mediocentro puro preferido por el técnico para ocupar el lugar de Modric. Él dijo antes del derbi sentirse preparado y disponible para ayudar, aunque finalmente se impuso la opción de Ramos en el medio. Hoy en Vigo el partido es complicado e importante, y esta vez el ex de la Real Sociedad sí tendrá minutos para reivindicarse. También será titular Isco, que juega mucho, pero se siente incómodo al no ser indiscutible cuando todos están bien. En Balaídos seguirá en el banquillo Jesé, otro de los que debe esperar para encontrar su hueco. Quién sabe si el canterano no surgirá para marcar el gol decisivo ante la Juventus o será Lucas Silva el que tenga una aparición episódica en un encuentro en el que haga falta mantener el resultado. Cualquiera de los que ahora ve los partidos sentado puede ser el siguiente héroe, en las dos competiciones que el equipo tiene por delante. «Pienso que es más complicado ganar la Liga porque tenemos una desventaja de puntos respecto al Barcelona. En la “Champions” está todo igualado. Tenemos que jugar dos partidos que son complicados para todos, pero estamos al mismo nivel de los otros equipos».

Celta: Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Jonny; Augusto, Krohn-Dehli; Santi Mina, Orellana, Nolito y Larrivey.

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Illarramendi, Isco; James, Cristiano Ronaldo y Chicharito Hernández.

Árbitro: Pérez Montero (andaluz).