El TAS mantiene la sanción a Luis Suárez, pero le deja entrenarse

Un nuevo mordisco le ha costado a Suárez 9 partidos con su Selección y cuatro meses de inhabilitación
Un nuevo mordisco le ha costado a Suárez 9 partidos con su Selección y cuatro meses de inhabilitación

El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) no ha rebajado el castigo de 9 partidos y cuatro meses de inhabilitación, pero sí le permite incorporarse al Barcelona. Podría jugar el lunes el Trofeo Gamper, al tratarse de un amistoso y debutará oficialmente en el clásico liguero del 25-26 de octubre.

El Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) ha decidiio hoy jueves no rebajar el castigo de 9 partidos y cuatro meses de inhabilitación, pero sí le permite incorporarse al Barcelona. Esperaba un grado mayor de benevolencia el Barcelona, sin embargo, el TAS no le ha quitado la razón a la FIFA por lo recurrente del comportamiento del delantero uruguayo y considera el castigo «en general, proporcionado a la infracción cometida». La única diferencia, una vez agotados todos los organismos a los que recurrir, es que Luis Suárez podrá irse acoplando a la disciplina de Luis Enrique e ir trabajando, de tal manera que, una vez concluido el periodo de sanción, el jugador estará perfectamente a sus nuevos compañeros y al juego del Barça. Luis Suárez, pues, podrá ser presentado como nuevo jugador del Barcelona, entrenarse, jugar amistosos y formar parte de las actividades promocionales del club.

«El jurado del TAS ha admitido parcialmente la apelación. Las sanciones impuestas al jugador por la FIFA han sido confirmadas de manera general. Por otro lado, la sanción de cuatro meses no se aplicará más que a los encuentros oficiales y no a otras actividades relacionadas con el fútbol, tales como el entrenamiento, las promocionales o las cuestiones administrativas», expresa el tribunal en su fallo dado a conocer hoy.

Aún así, el TAS considera que «las sanciones impuestas al delantero fueron, en general, proporcionadas a la infracción cometida», aunque considera que la prohibición a entrar en los estadios y de cualquier actividad relacionada con el fútbol fueron «excesivas, dado que tales medidas no eran apropiadas a la sanción y que tendrían un impacto en su actividad al final de la suspensión».

El internacional uruguayo fue sancionado por la federación internacional con nueve partidos de suspensión con su selección y cuatro meses de inhabilitación para «cualquier actividad relacionada con el fútbol» por morder en el hombro al italiano Giorgio Chiellini en un partido del pasado Mundial de Brasil. De los nueve encuentros con su país, Suárez ya ha cumplido uno, ya que no disputó los octavos de final del Mundial de Brasil este verano ante Colombia. Así las cosas, podrá incorporarse con su selección para ayudar en la Copa América.

Por otra parte, el TAS señala que como el comienzo de la sanción se produjo el 25 de junio, el castigo expirará el viernes 24 de octubre, lo que le permitirá debutar con el Barcelona en la Liga justo para jugar el clásico en el Santiago Bernabéu. Eso sí, se perderá los tres primeros partidos de la fase de grupos de la Liga de Campeones.

Desde entonces, Suárez ni siquiera ha podido presentarse ni entrenarse con el Barcelona, ya que la Comisión de Apelación de la FIFA confirmó, el pasado 10 de julio, la sanción, rechazando las alegaciones del jugador.

Por este motivo, el ex delantero del Liverpool decidió recurrir la sanción al TAS, frente al que compareció, el pasado 8 de agosto, durante casi cinco horas y asistido por abogados del Barcelona y de la federación de Uruguay.