El Valencia echa a andar con su proyecto por definir

El presidente del Valencia cf, Amadeo Salvo (d) junto al nuevo entrenador del equipo, el portugués Nuno Espiritu Santo.
El presidente del Valencia cf, Amadeo Salvo (d) junto al nuevo entrenador del equipo, el portugués Nuno Espiritu Santo.

La incertidumbre marcará el primer día de trabajo de la plantilla del Valencia, que mañana echa a andar para preparar la campaña 14-15 con el proyecto deportivo, económico y social de la entidad sin definir y con todas las incógnitas en torno al futuro del club pendientes de resolución.

El club valenciano cerró la pasada temporada el 17 de mayo lejos de su objetivo deportivo de jugar este año en la Liga de Campeones, ya que ni tan siquiera se clasificó para la Liga Europa, pero con la ilusión de que la elección de un nuevo propietario para la entidad consiguiera variar el rumbo de la nave valencianista.

Precisamente ese día, el patronato de la Fundación Valencia CF elegía por unanimidad de sus veintidós patronos a la empresa Mériton Holding, propiedad de Peter Lim, para que comprara las acciones que esta fundación tiene del Valencia CF, lo que suponía el primer paso para que el empresario de Singapur adquiriera el club.

La Fundación es propietaria del setenta por ciento de los títulos del Valencia y la venta de estas acciones por alrededor de cien millones de euros, convertirá al que las compre en máximo accionista del club.

Esta circunstancia obliga al empresario comprador a negociar además de con la Fundación con Bankia para resolver el pago de las deudas que el Valencia tiene con esta entidad.

Además, el asunto afecta directamente a la Generalitat, que tiene pendiente la recuperación del aval del préstamo concedido por Bankia -entonces Bancaja- para que la Fundación adquiriera los títulos que posee en la ampliación de capital del Valencia en 2009.

Tras cincuenta días de conversaciones, inconcreciones, reuniones y dilaciones, muy poco se ha avanzado en el culebrón del verano en el club de Mestalla, un serial con cinco protagonistas (Valencia CF, Fundación Valencia CF, Bankia, la Generalitat y Peter Lim) y cuyos últimos capítulos todavía pueden tardar en ser escritos.

En ese escenario vuelven los jugadores a entrenar para preparar la campaña 2014-2015, la primera en la que el club, a pesar de tener el octavo mejor coeficiente de la UEFA, ha quedado fuera de las competiciones europeas en los últimos diecisiete años.

Además, algunos de los protagonistas de la vida valencianista en el tramo final de la pasada campaña ya no pertenecen al club, entre ellos el técnico Juan Antonio Pizzi.

El entrenador hispano argentino ha sido relevado del cargo esta semana a pesar de que tenía un año más de contrato, lo que supone un desembolso de 1,5 millones de euros por parte del Valencia.

Su destitución ha supuesto la contratación del portugués Nuno Espirito Santo, un técnico en el que Lim ha mostrado confianza incluso antes de adquirir las acciones del Valencia.

Tampoco están en la Fundación Valencia CF tres de los patronos de su Fundación (Isabel Farinós, Joan Mercé y Eva Turanzo) que eligieron la oferta de Lim el 17 de mayo y que esta misma semana han renunciado a su cargo.

Con este panorama inicia el trabajo una plantilla en la que estarán jugadores con contrato en vigor, algunos de ellos con deseos de salir del club, y futbolistas que regresan tras una cesión, mientras que estarán ausentes los que han estado en el Mundial de Brasil.

Nuno, que fue presentado el viernes, toma las riendas del equipo prácticamente en el momento del primer entrenamiento y sin que la disponibilidad económica para realizar fichajes esté concretada, ya que el acuerdo de Lim con la Fundación todavía no está firmado y el que debe alcanzar con Bankia continúa en fase de negociación.

El pistoletazo de salida para la plantilla coincide con el día de una nueva reunión del patronato de la Fundación, ahora integrado por diecinueve miembros, previsto para este lunes, 48 horas antes de que el equipo inicie el miércoles por la tarde la primera parte de su pretemporada en Alemania.