Fútbol

El viernes 13 de Bartomeu

Hacienda calcula el fraude de Josep Maria Bartomeu y el Barcelona, como persona jurídica, en 2,8 millones de euros
Hacienda calcula el fraude de Josep Maria Bartomeu y el Barcelona, como persona jurídica, en 2,8 millones de euros

Ruz le cita a declarar en la Audiencia Nacional como imputado por delito fiscal en el fichaje de Neymar

Un año después de que, el 23 de enero de 2014, el entonces presidente del Fútbol Club Barcelona, Sandro Rosell, arrojara la toalla tras la admisión a trámite de la querella contra él por el coste del fichaje de Neymar, su sucesor en el cargo ya tiene fecha para declarar como imputado por el mismo caso. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz acordó ayer, a instancias de la Fiscalía, citar como imputado por delito fiscal al actual máximo mandatario blaugrana, Josep Maria Bartomeu. El presidente culé tendrá que comparecer en la Audiencia Nacional el próximo viernes 13 para intentar desbaratar los indicios que, según el juez y el fiscal José Perals, apuntan a que el Barcelona pudo defraudar 2,8 millones de euros por el fichaje del jugador brasileño el pasado año, cuando Bartomeu ya era presidente del club.

Se trataría, según apuntó la Fiscalía, de las cantidades que la entidad tenía la obligación de retener del IRPF como consecuencia del pago de parte del coste del fichaje (medio millón de euros de indemnización por adelantar un año la contratación, 450.000 por derechos de imagen y 22.500 más del 5 por ciento del montante anterior que recibió el padre del jugador). Esos 2,8 millones de euros se sumarían a los 6,9 millones supuestamente defraudados en 2013 por idéntico motivo y a otros 2,4 millones más en el ejercicio 2011.

Ruz aprecia «evidencias» de que, en caso de que el club incumpliese la obligación de practicar esas retenciones en el IRPF, podría «haberse superado en exceso el límite de 120.000 euros de cuota defraudada» que delimita la existencia de delito fiscal. Y es que, según el juez de la Audiencia Nacional, «las repercusiones tributarias de los pagos vinculados a la contratación del jugador Neymar Da Silva» presentan, a priori, «los caracteres de varios delitos contra la Hacienda Pública».

En su resolución, Ruz solicita «a la mayor brevedad» a la Agencia Tributaria un tercer informe sobre el resumen anual de retenciones del IRPF y del Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR) practicadas por el Barcelona, relativas al ejercicio 2014, «en relación a las rentas declaradas a nombre de Neymar».

Además, reclama al Barcelona (al que amplía la imputación en relación al supuesto fraude en el IRPF del pasado año) antes de cinco días «los certificados de las retenciones que hasta el momento se hubieran practicado, en relación a los hechos y cantidades objeto de la presente resolución». El representante legal del club también está citado a declarar el día 13 para defenderse de esta nueva imputación.

Lo que no ha decidido aún el juez Ruz es si –como le ha pedido el fiscal Perals– desglosa esta parte de la investigación en una pieza al margen de la causa principal, lo que acercaría el juicio contra el ex presidente Rosell dado que, tal y como reconoce el magistrado, el procedimiento judicial en relación a los ejercicios 2011 y 2013 está «concluido». Por lo que procedería, añade, «la conclusión de la instrucción».

No obstante, Ruz no ha dado aún ese paso debido, por un lado, a que las nuevas diligencias acordadas pueden practicarse «en principio sin demora» y, por otro, teniendo en cuenta la «conexidad» existente entre todos los hechos investigados respecto al fichaje de Neymar. Una vinculación que, continúa, podría «aconsejar su enjuiciamiento conjunto». Por este motivo, concluye, una vez recibido el informe complementario de la Agencia Tributaria y la información adicional solicitada al Barça, decidirá si la causa se mantiene unida como hasta ahora. En caso contrario, el banquillo estaría mucho más cerca para Rosell.

El Barcelona ya pagó a Hacienda 13,5 millones de euros adicionales por el fichaje de Neymar una vez abierta la investigación judicial. Pero la Fiscalía mantiene que el club, al explicar en su informe de 30 de septiembre del pasado año a qué conceptos correspondía ese pago, «no justifica adecuadamente que se hayan pagado» los impuestos derivados de las rentas desembolsadas en 2014 por la contratación.