El Athletic brilla y resiste; el Barça se queda a medias

Los locales, muy intensos, toman dos goles de ventaja al principio y resisten al final con nueve. Los azulgrana reaccionaron tras el descanso

El delantero del Athletic Club de Bilbao Aritz Aduriz (d) marca el primer gol de su equipo frente al FC Barcelona

Los locales, muy intensos, toman dos goles de ventaja al principio y resisten al final con nueve. Los azulgrana reaccionaron tras el descanso

Una genialidad de Messi corrigió a un Barça lamentable en la primera parte y que en el cuarto de hora final no supo apretar más el marcador pese a tener superioridad. Primero jugó contra diez por la expulsión de Raúl García y después contra nueve por la roja a Iturraspe. Pero resistió el Athletic, que se había lucido antes del descanso y que se ganó el derecho a soñar con eliminar al equipo que tanto le ha maltratado en los últimos años en la Copa.

El botín que recaudó el conjunto de Valverde en la primera parte fue más que merecido. Cegó el Athletic al Barça. Le dio la pelota y corrió a recuperarla muy arriba, con un gran esfuerzo, con una presión que tapaba todas las salidas, que negaba la esencia del fútbol de los azulgrana. El pase suele ser el arma más poderosa del campeón, un arma de doble filo ayer, porque cada pase interceptado era una oportunidad de gol en contra. Han jugado muchas veces ambos conjuntos y no cambiaron el guión. Saben cómo hacerse daño, la cuestión es quién ejecuta mejor su plan, y ayer en la primera mitad fue con claridad el conjunto de Valverde. No había conexión entre las líneas de los catalanes. El centro del campo no conectaba con el tridente y sin los tres de arriba este Barça es menos. Tuvo más intensidad el Athletic: San José, Iturraspe, Raúl García, Williams... Lo suyo era atacar el balón, robarlo y volar en busca de Ter Stegen. Se jugaba a lo que ellos querían y la enésima pelota interceptada terminó en el primer gol. San José cortó el pase de Iniesta, especialmente fallón ayer en lo que tanto domina, se la dio a Aduriz y el tanto fue como un juego de niños. El delantero se la pasó a Raúl García y todos se olvidaron de él. Corrió al «segundo» palo y allí recogió de cabeza el preciso centro de su compañero. Otra vez Aduriz batía al Barça. Se está convirtiendo en un especialista. A esa fiesta dio continuidad el homenaje de la grada a Yeray, operado de un cáncer testicular y que estaba viendo el partido en el palco. Y el jolgorio continuó porque un instante después llegó el segundo, con un desarrollo calcado: recuperó Iturraspe, se la dio a Aduriz y éste la dejó de tacón para que Williams fusilara con una volea tan espectacular como difícil. Fue un cañonazo. Fue un golazo.

El Barça apenas se había acercado por el área de Iraizoz. Cuando la calidad no basta hay que poner un plus de ganas que al equipo le faltaba y que pareció despertar con las acciones polémicas. Primero, un codazo de Aduriz a Umtiti que hubiera merecido la expulsión si lo ve el árbitro. Después, un penalti a Neymar de Etxeita, que tampoco fue señalado. Eso terminó de desquiciar a los azulgrana, que se llenaron de tarjetas por las protestas. El árbitro se equivocó, pero el problema principal no estaba ahí. Si era Neymar el que tenía que replegarse para defender, es que algo no funcionaba.

No aguantó el ritmo el Athletic, cada vez más metido atrás y sometido. Se inventó Messi un lanzamiento de falta desde una posición en la que no parecía haber hueco y redujo distancias. Creció Iniesta, jugaron los azulgrana ya en campo contrario y perdiendo menos balones y se encomendaron a las acciones de Neymar por la banda. El brasileño forzó las expulsiones de Raúl García (quedaban 15 minutos) e Iturraspe (faltaban diez). Fueron preciosos los instantes finales. Se apretó el Athletic, hirvió el estadio y trató de buscar el empate el Barcelona ante la acumulación de futbolistas. Centros al área, barullos, remates, paradas de Iraizoz, un tiro al palo de Messi... Pero ningún gol. Resistió heroicamente el conjunto local. La vuelta promete.

Susto de Umtiti

Tras un córner a favor del Athletic, Umtiti quedó tendido en la línea de gol. El juego siguió y llegó al área del Athletic, pero el jugador francés empezó a hacer gestos de que le faltaba el aire. Se tocaba el cuello y le costaba respirar. Estuvo unos minutos tendido en el suelo siendo atendido por los médicos, mientras Jordi Alba protestaba al juez de línea. La protesta era porque Aduriz había dado al central del Barcelona un codazo en el cuello y por eso se quejaba. Umtiti se marchó a la banda, pero pudo continuar en el campo. Volvió y rápidamente se fue a buscar al delantero del Athletic para recliminarle la acción. El «9» decía que no había sido un codazo, que simplemente era un forcejeo, y de este último enfrentamiento salió una amarilla para cada jugador. Todavía se quedó Umtiti llevándose la mano a la zona dolorida durante un rato largo. Pero no tuvo problemas para terminar el encuentro.

- Así ha sido el partido en directo

- Ficha técnica:

2 - Athletic Club: Iraizoz; Bóveda, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Raúl García, San José, Iturraspe, Saborit (Muniain, m.68); Williams (Elustondo, m.83) y Aduriz (Eraso, m.78).

1 - FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti (Alcácer, m.87), Jordi Alba; Busquets, Rakitic (André Gomes, m.71), Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

Goles: 1-0, m.25: Aduriz. 2-0, m.28: Williams. 2-1, m.52: Messi.

Árbitro: Fernández Borbalán (Andalucía). Expulsó a Raúl García y Ander Iturraspe, en los minutos 72 y 80, a ambos por doble amonestación. Además, mostró tarjeta amarilla a los locales Aduriz (m.40) y a los visitantes Umtiti (m.40), Iniesta (m.46), Jordi Alba (m.46), Busquets (m.47).

Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey, disputado en San Mames cerca del lleno y con todo el papel vendido. Unos 50.000 espectadores, incluido un pequeño grupo de seguidores visitantes agrupado en la zona habilitada para ellos. EFE