FC Barcelona

El fútbol trajo la calma

El equipo, lleno de rotaciones, responde con un partidazo y una goleada ante Las Palmas a la semana más movida del curso para el Barcelona en lo institucional. Aleix se reivindica

El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Andrés Messi  celebra con sus compañeros, el gol marcado ante el UD Las Palmas
El delantero argentino del FC Barcelona Lionel Andrés Messi celebra con sus compañeros, el gol marcado ante el UD Las Palmas

El equipo, lleno de rotaciones, responde con un partidazo y una goleada ante Las Palmas a la semana más movida del curso para el Barcelona en lo institucional. Aleix se reivindica.

El fútbol ha sido lo único lógico en la semana más movida del Barcelona en lo que va de temporada. Empezó con la guerra de Piqué contra los árbitros, en la que se quedó solo y a la que la clasificación para los cuartos de final de la Copa del Rey pareció poner fin; siguió con la negativa de los futbolistas a ir a la gala de la FIFA y como punto final ha tenido la renovación de Messi en el centro de la polémica. La situación llegó al absurdo con la «destitución» de Gratacós por dar una opinión en la que no se metió con nadie y por decir lo que en otras ocasiones ya dijeron Luis Enrique o el propio Messi: se trata de un equipo, no de un jugador; aunque el «10» del Barça sea el mejor. El mantra que tienen que repetir en el club es que «Leo es el mejor, y punto», y por eso tuvo que salir ayer el presidente a dar la cara y a poner calma: dijo lo que tenía que decir, que «tranquilidad», que la renovación del argentino llegará, que se está trabajando en ella, que están tranquilos y que todo se debía a las habituales «malas interpretaciones» de la Prensa.

Sin Neymar ni Piqué

Pero lo que a los aficionados tranquilizó de verdad fue ver la actuación del equipo, una de las más firmes del curso, y eso que el once titular estaba lleno de novedades. Para empezar, Piqué se quedó en la grada por descanso y Neymar e Iniesta, en el banquillo. Ocuparon André Gomes y Rafinha los puestos de interior en el centro del campo y secundaron perfectamente la labor de Busquets. El mediocentro estuvo fino en el primer pase para anular la presión de Las Palmas y fue el líder en la presión en el área contraria. Interpretó a la perfección el Barcelona el juego de tratar de recuperar la pelota después de perderla y dejó sin argumentos a Las Palmas. El interesante equipo de Quique Setién se organiza a través del pase y de la posesión, pero ayer no olió el balón, y sin él sufrió. Apenas un par de transiciones rápidas, pero poco peligrosas. Se esmeró el Barcelona en la presión, empezando por Luis Suárez, y continuando por Arda, por los medios y por la defensa, muy adelantada y atenta para ir al corte y evitar así que recibieran los jugadores amarillos. Hasta Messi participó en ella en ocasiones, con varias recuperaciones que bien pudieron acabar en gol. La primera mitad sólo terminó 1-0 de milagro, y gracias a las actuaciones del portero Javi Varas. El Barça, tan tendente a jugar por la izquierda cuando participan Neymar, Iniesta y Jordi Alba, se volcó ayer más por el otro costado con Aleix Vidal, que se reivindicó con un partidazo. A veces le podían las ganas, pero se desfondó arriba y abajo y fue el origen del primer gol y el final del último. En el primero, vio el desmarque de André Gomes para que éste diera el típico pase atrás y que Suárez rematara. En el quinto, entró por sorpresa en una acción que también había comenzado él para fusilar la asistencia de Paco Alcácer. Sólo faltó un tanto del delantero para que la felicidad fuera absoluta en el Camp Nou. Estuvo participativo Messi, de nuevo el foco y el centro del juego, y vio el «10» cómo en el estadio había varias pancartas pidiéndole que se quede en su «casa». Se lució Rafinha en todos los aspectos del juego y se dejó ver André Gomes. Los goles que no entraron en la primera parte se acumularon en apenas cinco minutos de la segunda: Messi, Suárez y Arda, del 52 al 59, pusieron el punto y final al partido, que remachó después Aleix. La pelea por la Liga continúa.

35 víctimas de Leo

Messi marcó al único equipo de Primera que se le resistía. En los dos duelos del año pasado se quedó en blanco (en uno se lesionó), pero ayer hizo el 2-0. Son ya 35 los rivales a los que ha anotado al menos un tanto en la Liga, con lo que iguala el récord de Raúl. Como Luis Suárez, también sumó dos dianas, ambos lideran el Pichichi con 14 tantos. Les sigue Cristiano, con 11. Suárez insistió en el mensaje de que Messi está «tranquilo» con su renovación.

Ficha técnica:

5 - Barcelona: Ter Stegen; Aleix Vidal, Mascherano, Umtiti, Jordi Alba; Sergio Busquets (Mathieu, min.73), Rafinha, Andrés Gomes (Rakitic, min.62); Messi, Luis Suárez (Paco Alcácer, min.68) y Arda.

0 - Las Palmas: Javi Varas; Michel, David García (Aythami, min.34), Lemos, Hélder; Vicente (Mateo, min.62), Roque Mesa, Jonathan Viera; El Zhar (Livaja, min.74), Boateng y Tana.

Goles: 1-0: Luis Suárez (min.14). 2-0: Messi, min.52. 3-0: Luis Suárez, min.57. 4-0: Arda, min.59. 5-0: Aleix Vidal, min.80

Árbritro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Mostró tarjeta amarilla a Roque Mesa (min.2), Rafinha (min.25), Mascherano (min.29), André Gomes (min.32), Helder (min.41), Boateng (min.55) y Livaja (min.78).

Incidencias: Partido de la décimo octava jornada de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 81.480.espectadores. Efe