Fútbol

Bartomeu utiliza a Messi para atacar a Laporta

El expresidente asegura que “el Barça no está en quiebra ni es insolvente”

Josep Maria Bartomeu defiende su gestión al frente del Barcelona.
Josep Maria Bartomeu defiende su gestión al frente del Barcelona. FOTO: Emilio Morenatti AP

Josep Maria Bartomeu, expresidente del Barcelona, concedió dos entrevistas a Sport y Mundo Deportivo, donde defendió su gestión económica al frente del club y atacó al actual presidente, Joan Laporta, por haber permitido la marcha de Leo Messi.

“Yo como presidente no quise que Messi se fuera e hice todo lo posible, todos los esfuerzos, para que Leo no se fuera del club. Pensaba que era bueno para el Barça y para él mismo que siguiera con nosotros. Este verano lo han dejado marchar y esa sí que me parece una mala decisión. Jugar sin Leo Messi representa que hay que cambiar muchas cosas”, declaró Bartomeu.

Bartomeu negó que su gestión fuera nefasta: “No estoy de acuerdo que sea así. Desde el mandato de Sandro Rosell, y después con el mío, hemos estado diez años y el club ha pasado de estar en una posición muy atrasada a ser el número uno del mundo para la revista Forbes, el más valioso de la industria del fútbol. Y ese es el resultado del trabajo que se ha hecho durante muchísimos años. La base ya existe. Me hace gracia que digan que ha sido una gestión nefasta, que no había dinero para las nóminas... Eso ha pasado toda la vida, ya desde la época de Montal, cuando entró Núñez, el cambio de Gaspart por Laporta... La verdad es que el Barça es el club que más dinero ingresa del mundo a pesar de la covid-19, es el más valioso y eso ha creado una base para que la actual Junta pueda seguir haciendo crecer el club. Y hay una muy buena noticia, como es el regreso del público al Camp Nou y eso permitirá nuevos ingresos que no tuvimos durante el último año y medio”.

Cuando se le pide que explique su versión de cuál es la realidad de las cuentas del Barcelona, Bartomeu insistió en que el club “no está en quiebra ni es insolvente”: “Hemos hecho unos cálculos para ver cuál hubiera sido el resultado del ejercicio tomando como referencia el año 2019, un año sin covid-19. El efecto covid-19 ha sido de 225 millones de euros. La pérdida de ingresos, menos la deducción de ahorro en gastos. Por eso, con todo restado, obtenemos que la pérdida fiscal hubiera sido de 50 millones de euros. Y que conste que hemos hecho un cálculo muy conservador. LaLiga ha hecho sus cuentas y ha dicho que el Barça ha sufrido un impacto por la covid-19 superior incluso al que hemos dicho nosotros. Lo que queremos decirle al socio es que el club no está en quiebra ni es insolvente. Eso no es verdad. Las pérdidas no se han creado por una mala gestión, sino por el efecto de la pandemia”.

Bartomeu también quiso puntualizar las informaciones sobre la deuda del club: “Dicen que es de 1.350 millones de euros. Sí, es correcto, pero se trata de la deuda bruta. Lo que hay que analizar es lo que debo, menos lo que me deben y lo que tengo y en este caso nos vamos a una deuda financiera neta, sin el efecto del Espai Barça, de unos 550 millones de euros. Por eso los bancos no tienen ningún problema en financiar al Barça, porque saben que ha tenido un problema puntual, pero que en cuanto desaparezca la covid-19 volverán a incrementarse los ingresos y volveremos a los números pre pandemia”.