Real Madrid

Florentino Pérez, sobre Bale: «Cien millones me parecen mucho»

Florentino dice que esa cantidad es excesiva, aunque sigue negociando el fichaje de Gareth Bale

El presidente del Real Madrid, convencido de que habrá renovación de Cristiano Ronaldo
El presidente del Real Madrid, convencido de que habrá renovación de Cristiano Ronaldo

«Cien millones me parecen mucho para cualquier cosa», reconoce Florentino Pérez en una entrevista concedida a la cadena estadounidense ESPN. No sólo para Bale, para todo le parecen excesivos. Pero las negociaciones con el Tottenham continúan para el fichaje del galés. Florentino no pudo verse en persona, como esperaba, con Daniel Levy. A pesar de que el presidente del club inglés reside en Florida, el encuentro fue imposible, aunque mantuvieron contacto telefónico. «Han hablado y seguirán hablando», indican fuentes cercanas al club, que mantienen la certeza de que Bale terminará siendo jugador del Real Madrid.

Una de las virtudes de Florentino Pérez es que suele fichar a los jugadores que se marca como objetivo. Otra es la paciencia, como ya ha demostrado en otras ocasiones. No le importó esperar hasta la fecha límite para el cierre de mercado en el verano de 2002 para incorporar a Ronaldo, el brasileño. Tampoco tuvo problemas para esperar el año pasado a que el Tottenham se convenciera de que la única salida para Modric era el traspaso al Real Madrid.

El episodio se repite, pero Florentino mantiene la prudencia. «No solemos hablar de jugadores por respeto al jugador, al club y al presidente, con el que hice una buena amistad la pasada temporada con motivo del fichaje de Luka Modric», dijo. «Si no hablo de nombres, no hablo de dinero. Eso sí, 100 millones me parecen mucho», insistió el presidente madridista.

De lo que sí habla es de la renovación de Cristiano Ronaldo, que ya está cerrada, como publicó LA RAZÓN el pasado martes. «Al término del verano intentaremos que esté todo solucionado. Antes de que termine el mes seguro, o al principio del mes que viene», comentó. La idea del club es no anunciar la renovación del portugués antes del fichaje de Bale. Es otra manera de cuidar a la estrella madridista. No quiere que nada haga sombra al que él define como «el mejor jugador del mundo. «No tenemos una prisa tan grande cuando la voluntad es buena. Lo resolveremos satisfactoriamente. Al menos, ése es mi deseo», insiste Florentino.

Las prioridades ya están establecidas. Primero, el fichaje de Bale. Después, el anuncio de la renovación de Cristiano.