Fútbol

Johan Cruyff sufre cáncer de pulmón

El Chupa-Chups no fue suficiente

El ex entrenador del Barça Johan Cruyff.
El ex entrenador del Barça Johan Cruyff.

La enfermedad le fue detectada al extécnico holandés este pasado martes en Barcelona, y por el momento se le están haciendo pruebas para saber la evolución de la enfermedad.

En la primera mitad de la década de los noventa era habitual ver en el banquillo del Camp Nou a Johan Cruyff (25-4-1947, Ámsterdam) consumiendo Chupa-Chups durante los partidos del Barça. El técnico que hizo grande al club se vio obligado a dejar de fumar después de ser intervenido en 1991 en una operación a corazón abierto tras sufrir una insuficiencia coronaria en fase aguda. 24 años después de aquel aviso, al ex entrenador, ex jugador y alma del Fútbol Club Barcelona se le ha detectado un cáncer de pulmón del que todavía se desconoce el alcance.

«Enviamos un fuerte abrazo a Johan Cruyff por la situación de la que nos hemos enterado hoy», ha asegurado la vicepresidenta del área económica del Barça, Susana Monje.

Johan Cruyff es el inventor del actual Barcelona. Su llegada al club en 1973, sus cinco temporadas vistiendo de azulgrana, y sobre todo su paso por el banquillo (1988-1996) sirvieron para alumbrar la personalidad de un equipo que deportivamente vive los mejores años de su historia.

Cruyff fue el padre del «Dream Team» que conquistó en 1992 la primera Copa de Europa de los azulgrana. Aquel título coincidió con una inolvidable campaña publicitaria en contra del tabaco y con el lema: «En mi vida he tenido dos grandes vicios: fumar y jugar a fútbol. El fútbol me ha dado todo en la vida y, en cambio, fumar, casi me lo quita». Como jugador y como técnico, Cruyff era un enamorado del tabaco. Solía fumar en los descansos, en algún entrenamiento dando instrucciones a los jugadores, era un consumidor compulsivo hasta que el cuerpo le lanzó un aviso que ahora se ha transformado en un cáncer.

Después de cuatro Ligas, una Copa del Rey, tres Supercopas de España y aquella Copa de Europa ganada con el gol de Koeman, Cruyff abandonó el banquillo barcelonista en 1996. Se alejó del fútbol, se dedicó al golf y su último paso por los banquillos fue como seleccionador de Cataluña entre 2009 y 2012.

Apartado del fútbol, Cruyff sigue siendo el gran gurú del Barça. Sus colaboraciones con los medios siguen siendo la biblia para buena parte del barcelonismo, pero su relación con el club ha tenido constantes altibajos. Con la llegada de Laporta fue nombrado presidente de honor del club, pero su salida y la aparición de Sandro Rosell le llevaron a dejar el cargo y devolver la insignia que confirmaba su enorme ascendencia en el entorno azulgrana. En las dos últimas temporadas, Josep María Bartomeu ha tratado de que el gran símbolo culé vuelva a acercarse al club. Se firmó un acuerdo de colaboración con su Fundación y la paz entre el Barça y el holandés ha llegado.