FC Barcelona

Las rebajas de Neymar

La vicepresidenta del club asegura que el traspaso del brasileño costó 19,3 millones

Neymar firma autógrafos tras un entrenamiento con Brasil, que prepara los Juegos Olímpicos
Neymar firma autógrafos tras un entrenamiento con Brasil, que prepara los Juegos Olímpicos

La vicepresidenta del club asegura que el traspaso del brasileño costó 19,3 millones

«Menos ruido exterior», deseó Andrés Iniesta desde Fuentealbilla, en la presentación de su nuevo vino. Pero no contribuye el propio Barcelona a que el runrún alrededor de la entidad decaiga. La vicepresidenta del club y responsable del área económica, Susana Monje, compareció ante los medios para explicar las cuentas de la entidad azulgrana: unos ingresos de 678,9 millones de euros, los más altos de la historia; unos beneficios de 28,7 millones y una deuda neta de 271, lo que supone una reducción de 57 «kilos», todo según sus cuentas. Entonces pasó a explicar que, después del último pacto con la Fiscalía, el fichaje de Neymar había costado 19,3 millones. «El coste del fichaje lo analizo desde lo que dice la contabilidad. Originalmente, el coste fue de 57,3 millones de euros más el bono de 2 millones si era finalista en el Balón de Oro (y lo fue en 2015). De aquí, la contabilidad nos dice que, después del acuerdo de fiscalía, tenemos que sacar 40 millones (pagados previamente al padre para asegurar el traspaso) y pasarlos a salario. El coste del fichaje es de 19,3 millones de euros. Todo lo demás son partidas de salario», analizó Monje. Los 57,3 millones a los que se refiere son la cifra señalada nada más ficharlo por quien era presidente, Sandro Rosell. Pero después de que estallara el escándalo por la contratación del brasileño, que le costó el puesto al propio Rosell, el responsable del área de gestión de fútbol del Barcelona, Raül Sanllehí, salió en rueda de prensa para desgranar la contratación, y habló de 86,2 millones: los 57,3 más diez millones como prima de fichajes, 2,7 para el agente (el padre) y algunas partidas más (búsqueda de publicidad, seguimiento de jugadores...), casi todas asociadas con empresas de la familia Neymar. «No estoy de acuerdo con las sumas que se hicieron, porque el coste no fue de 86,2 millones. Ahí se añadieron partidas de fichaje más salario», dice ahora Monje. El caso es que ese número lo dio el propio club, que en ese momento hablaba de un salario bruto de 44 millones en cinco años que no estaban sumados a los 86,2 del traspaso. Como en el tribunal se acordó que los 40 millones que fueron al padre y eran parte del traspaso son salario, Susana Monje desveló que el futbolista cobra «24,8 millones de euros brutos. Netos, unos 12». «Después de ver estas cifras de 19,3 de coste de fichaje, calificaría esta operación de excepcional y para felicitarse», insistió. «Maquillaje no hay. Los números emanan de las cantidades auditadas. Una es el coste de fichaje y otras son el salario», continuó.

Más barullo alrededor de un futbolista que lo que necesita es tranquilidad, ya que ni en su selección, con la que disputará en breve los Juegos Olímpicos, ha encontrado la paz. Llámese traspaso, fichaje u operación, en función de dónde se quieran incluir las primas o el resto de contratos (que según el club han dado unos beneficios de 900.000 euros), la llegada de Neymar al Barça vuelve a dar que hablar.