Luis Enrique: «No vamos de paseo a Villarreal»

El entrenador del FC Barcelona Luis Enrique Martínez ha subrayado que su equipo no irá "de paseo"a El Madrigal, donde este miércoles espera cerrar su pase a la final de la Copa del Rey aprovechando el "momento óptimo de resultados y de forma"que atraviesa su equipo, en un duelo donde no piensa "especular en ningún momento"ante un rival que "no tiene nada que perder".

"Son capaces de hacernos daño y saben a lo juegan. Son muy peligrosos, pero nosotros también, no estamos aquí de paseo ni hemos venido a ver la semifinal en autobús y a ver lo que pasa. Tenemos muchas ganas de cerrar esa posibilidad de jugar una final y estamos en un momento óptimo de resultados y de forma", analizó Luis Enrique en rueda de prensa.

El técnico reconoció que "es evidente que el resultado de la ida"(3-1) le da a su equipo "la posibilidades de entrar al partido con otra actitud", pero aclaró que "el Bara siempre sale a ganar los partidos y ese planteamiento no cambia".

"El objetivo es ganar el partido. No vamos a especular en ningún momento. Si tenemos que estar en nuestro campo de juego será porque el rival nos está superando", detalló antes de medirse con un rival que "tendrá que adelantar líneas en algún momento del partido".

"El Villarreal que he visto en la mayoría de partidos no se parece al que se ha enfrentado a nosotros. Contra nosotros juegan claramente condicionados y participan menos del juego asociativo. Pero tiene muchas armas y es uno de los mejores equipo de nuestro campeonato. Mañana quizá nos encontraremos una versión quizá más ofensiva que en los tres partidos anteriores. No tienen nada que perder", avisó.

En este sentido, alabó que el 'Submarino amarillo' cuenta con "una plantilla muy compensada y trabajada con un gran entrenador", que le permite disponer de "recursos para poder complicarle la vida a cualquier equipo". "A nosotros nos lo han hecho y hemos podido solventar esos partidos, creo que de manera justa. Sabemos que necesitamos un buen partido", reconoció.

Además, Luis Enrique remarcó que "es evidente que condiciona"la situación de los apercibidos Luis Suárez y Javier Mascherano, que se perderían la hipotética final en caso de ver una tarjeta amarilla, y aseguró que ve "bien"a Neymar, quien ha rebajado su brillo en los últimos partidos.

"A lo largo de una temporada los jugadores pueden tener momentos más espectaculares o menos espectaculares. Hay muchos aspectos de juego importante que les pedimos a los puntas mas allá de los goles y están cumpliendo en todo. Los números de los delanteros son muy buenos. No tenemos dudas sobre ningún jugador del equipo", zanjó.