El Barça, a un triunfo del título

El delantero argentino del FC Barcelona Leo Messi celebra junto a sus compañeros Luís Suárez y Sergi Busquets el primer gol de su equipo
El delantero argentino del FC Barcelona Leo Messi celebra junto a sus compañeros Luís Suárez y Sergi Busquets el primer gol de su equipo

Se ha hablado mucho del «Tamudazo» en esta última semana por la similitud de la situación actual con la de hace nueve años, pero esta vez el desenlace fue diferente. Lo más parecido que hubo ayer al gol que marcó el espabilado delantero en 2007 fue una ocasión de Caicedo tras una salida en falso de Ter Stegen que a punto estuvo de convertirse en el 1-1. En una duda para el Camp Nou. Pocas más muestras ofensivas mostró el conjunto «perico», algo pasado de revoluciones en algunos momentos del partido, dando alguna patada de más. El duelo, en realidad, fue un monólogo del conjunto local, que parece haber recuperado el oremus a tiempo para ganar una Liga que en realidad tenía ganada hace tiempo. Una serie de malos resultados devolvió la emoción al campeonato, que, pese a todo, sigue en el aire, aunque todavía en manos de los azulgrana, que sólo tienen que ganar en la última jornada al Granada para cantar el alirón. Se le ha puesto un poco más de cara, puesto que el conjunto andaluz venció en Sevilla y se ha salvado. No se jugará nada, clasificatoriamente hablando, en la última jornada. Claro que el Levante ya estaba descendido y ha sido el que ha apartado al Atlético de la pelea por el título.

Pronto se puso de cara el derbi para los chicos de Luis Enrique. Parecía que había perdido «pie» Messi en los lanzamientos de falta últimamente, pero ayer lo recuperó. La situación y la distancia eran perfectas para él, y el balón volvió a obedecerle para ir teledirigido a la escuadra. Era un tanto tranquilizador, aunque la sentencia tardó en llegar. Desperdició muchas opciones el cuadro local antes del descanso. Incluso le anularon un gol que parecía legal. Por contra, se llevó sólo el susto de Caicedo.

Podía jugar el tiempo contra los nervios del Barça. Si no llegaba el segundo tanto rápidamente el Camp Nou se llenaría de ese runrún tan característico. Ni apareció. Enchufado como estaba el equipo, su presión alta surtió efecto para repetir uno de sus goles más característicos de la temporada. Apretó Busquets y propició que Alves recuperara la pelota. El lateral se la dio a Messi para que asistiera a Suárez. En tres pases, un gol. Recuperando la pelota tan arriba se ahorra la mitad del esfuerzo para llegar a la portería rival. Por si fuera poco, el uruguayo repitió de cabeza en la salida de un córner y el partido dejó de importar en un sentido estricto. Sólo quedaban asuntos aledaños, también saldados a favor de los azulgrana: Suárez mantiene la ventaja con Cristiano en la pelea por el Pichichi, también marcó Neymar, mejorado ayer, para que la felicidad del tridente fuera completa, reapareció Mathieu y jugó Rafinha, que también marcó.

- Ficha del partido:

5. Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Alba (Mathieu, min.71); Rakitic (Rafinha, min.73), Busquets, Iniesta (Turan, min.73); Messi, Suárez y Neymar.

0. Espanyol: Pau López; Javi López, Roco, Rubén Duarte, Víctor Álvarez; Cañas (Montañés, min.72); Hernán Pérez (Rober Correa, min.70), Víctor Sánchez, Diop, Marco Asensio; y Felipe Caicedo (Gerard Moreno, min.46).

Goles: 1-0, min.8: Messi. 2-0, min.52: Suárez. 3-0, min.62: Suárez. 4-0, min.75: Rafinha. 5-0, min.84: Neymar.

Árbitro: Jesús Gil Manzano, del comité extremeño. Mostró cartulina amarilla a Messi (min.12), Diop (min.18), Hernández Pérez (min.28), Víctor Álvarez (min.36), Cañas (min.40), Pau (min.70), Rober Correa (min.70) y Marcherano (min.90).

Incidencias: Penúltima jornada (37a) de la Liga, disputado en el Camp Nou, ante 91.610 aficionados, según datos facilitados por el club azulgrana.

El Barcelona homenajeó a su histórico locutor en el Camp Nou, Manel Vich, que falleció hace dos viernes después de haber estado cantando las alineaciones de los equipos, así como los cambios, desde hacía 59 años. Esta tarde, después de sonar grabada su voz con el famoso "Bona tarda a tothom i benvinguts a l'estadi"(Buenas tardes y bienvenidos al Camp Nou), las alineaciones y los cambios se han informado sólo por los vídeo marcadores y sin voz.

Efe