FC Barcelona

El Barça empata en Turín y se clasifica primero de grupo

El argentino comenzó en el banquillo el partido de ayer en el Juventus Stadium
El argentino comenzó en el banquillo el partido de ayer en el Juventus Stadium

¡Sorpresa!: Messi se quedó en el banquillo pese a que el rival era la Juventus, y eso en este Barcelona es mucho decir. La dependencia del mejor jugador de la historia del club es grande y el partido se convirtió así en un desafío para el resto. Pese a que son internacionales todos, campeones del mundo algunos, cuando el «10» está en el campo le buscan descaradamente, a veces en exceso, y ayer tenían que apañarse sin él. Lo hicieron, porque el equipo está bien armado, compacto, pero también demostraron que sin Leo cuesta más llegar arriba y generar ocasiones. Incluso con él ha habido partidos de atasco esta temporada, pero sin su presencia la sensación se multiplicó. Tuvo la pelota el Barcelona, pero no fue profundo, no encontró el último pase y Luis Suárez poco a poco se fue desesperando y retrocediendo en busca de tocar el balón. Por contra, demostraba su solidez concediendo poco, por mucho que nada más empezar Douglas Costa ya probara con un primer tiro a puerta. No fue el remate más peligroso, ése lo intentó Dybala cerca del descanso. El Barça contestó chocando con el palo, pero no en una jugada elaborada. Fue en un saque de falta de Rakitic. Nadie tocó la pelota, buscada por Busquets y Paulinho, y Buffon se lio tanto que casi encaja gol. Él no quería, no era en agradecimiento por las amables palabras del croata con el portero tras la ausencia de Italia en el Mundial. Tras el encuentro, ambos futbolistas se fundieron en un abrazo.

Sorprendió la baja de Messi porque el Barcelona no lo tiene todo hecho en la Champions. Había una sensación como de que la clasificación estaba cerrada, pero no. Necesitaba todavía un punto que finalmente consiguió, y tal y como jugó la primera parte la única opción parecía el empate a cero. La cadena de pases moría en el área y sólo Semedo abría el campo por la derecha, para centrar sin encontrar rematador en el área. La Juventus se plantó bien con una defensa de cinco cuando se replegaban y de tres cuando atacaban, y buscaba el ataque directo tras robo. A partir de los 20 minutos cambió el guión para pasar a presionar arriba y complicar la salida de balón. En ocasiones lo consiguieron.

Messi calentaba en el descanso en la banda e Iniesta, en el campo. Al capitán todavía le quedan lecciones que dar sobre el césped y cuando empezó a entrar más en juego encontró la compañía del argentino. No tardó mucho Valverde en poner a jugar al «10» y mejoró el Barcelona. Con un poco más de intención, desarmó definitivamente a la Juve, de la que no hubo más noticias hasta el último minuto, cuando Dybala obligó a Ter Stegen a hacer la parada del partido en un remate abajo. Fue un tiro aislado, porque la segunda parte fue para el conjunto español, aunque incluso con Messi no logró ser del todo profundo. En 90 minutos ningún futbolista del Barça logró quedarse solo delante de Buffon para retarlo en un mano a mano. Se defendió bien la Juve ante las embestida de Iniesta, dueño de la pelota y del pase. Se asomaba también Messi al borde del área, pero el casillero de ocasiones reales seguía a cero. Ni de falta encontró el argentino el camino al gol.

Pasaba el tiempo y, como el empate era bueno, la portería de Buffon empezó a quedar en el olvido también para Valverde, que sustituyó a Iniesta para que entrara Jordi Alba y reforzar el carril izquierdo. Le sigue faltando brillantez al Barcelona, pero compitió bien en el campo donde fue humillado el año pasado y cumplió con el objetivo.

.

- Ficha del partido:

0. Juventus: Buffon; Barzagli, Rugani, Benatia, Álex Sandro; Khedira, Pjanic (Bentancur, m.66); Cuadrado (Marchisio, m.71), Dybala, Douglas Costa (Matuidi, m.85); Higuaín.

0. Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Digne; Paulinho, Busquets, Rakitic, Iniesta (Alba, m.82); Paulinho; Deulofeu (Messi, m.55), Suárez.

Árbitro: Milorad Mazic (SER). Mostró cartulina amarilla a los locales Pjanic (m.21) y Álex Sandro (m.72) y a los visitantes Paulinho (m.30), Digne (m.87) y Piqué (m.90).

Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada del grupo D de la Liga Campeones disputado en el Juventus Stadium de Turín ante cerca de 40.000 espectadores.