Messi también es Panenka

El Barça abusa del Getafe con su tridente en estado de gracia: todos marcaron y todos asistieron.

Leo Messi unió ayer un nuevo «apellido» a los muchos que le suelen acompañar. Se decía de él en sus inicios que es el nuevo Maradona. Ahora que abarca más campo, se le compara con Di Stéfano. Pues desde ayer el «10» del Barcelona también «es» Panenka. Aunque sea el encargado de lanzar los penaltis, no es precisamente su especialidad. Ha fallado varios esta temporada, pero ante el Getafe lo tiró con seguridad. Colocó la pelota, miró a Guaita, arrancó... el portero se marchó a su lado derecho y el delantero frenó la carrera para golpear suave y por el centro, como el mítico jugador checo en la final de la Eurocopa de 1976.

Se abrió con ese gol una nueva fiesta del tridente azulgrana, que parece llegar a toda máquina a este final de temporada. Después del susto que dio Hinestroza en una contra, que Bravo salvó en la línea de gol dándose una buena carrera hacia atrás tras haberse quedado a media salida, el conjunto azulgrana abusó de su rival a base de golazos. Cada tanto mejoraba al siguiente, como si los jugadores se picaran.

Con un dominio absoluto, con una posesión que durante muchos minutos llegó al 85 por ciento gracias a que el Barça recuperaba la pelota nada más perderla, la sintonía entre los tres atacantes aplastó al Getafe. Para el 2-0 fue Messi quien asistió a Luis Suárez, que marcó con un remate tan acrobático como complicado. Después fue el uruguayo el que cedió a Neymar la opción de anotar el tercero, tras una buena maniobra dentro del área. En menos de media hora, el partido estaba resuelto y los delanteros del líder ya tenían un gol cada uno. La jornada perfecta, que no quedó ahí, porque Xavi (con pase previo de Neymar) encontró el cuarto con un remate desde fuera del área y «regaló» el quinto a Suárez. El «9» resolvió con una rosca la sutil dejada del capitán, ayer titular junto a Busquets y Rafinha en el centro del campo.

Las rotaciones tocaron también a la defensa con la presencia de Bartra en el centro y Adriano en el lateral izquierdo, por la sanción de Jordi Alba. Intocables, en cambio, fueron los tres delanteros, incluso en los cambios, porque Sergi Roberto sustituyó a Busquets, Pedro entró por Xavi y Montoya lo hizo por Alves. Luis Enrique parece dispuesto a contar con sus estrellas en todos los partidos que quedan hasta que acabe el curso. En ellos se van a decidir los títulos. Después del triunfo ante los madrileños, el de Liga está un paso más cerca. Queda una jornada menos y actuaciones como la de ayer sirven para ganar un partido y cargarse de moral. El Córdona, el próximo sábado, es la próxima cita en el calendario. Después quedan tres.

Todavía hubo tiempo para otro tanto de alta gama de Messi, impecable en su vaselina desde el lado derecho. Poco hay que decir del Getafe, que no tuvo ni suerte porque en su mejor acercamiento después del descanso, otra vez de Hinestroza, se encontró con el poste. Fue un mal día del equipo pequeño y uno buenísimo de su gigantesco rival. El cóctel perfecto para que la jornada acabara en goleada.

- Ficha técnica:

6. Barcelona: Bravo, Alves (Montoya, min.68), Bartra, Mathieu, Adriano; Busquets (Sergi Roberto, min.46), Xavi (Pedro Rodríguez, min.61), Rafinha; Messi, Suárez y Neymar.

0. Getafe: Guaita; Arroyo, Alexis, Velázquez, Roberto Lago; Lacen, Juan Rodríguez (Álex Felip, min.65), Emi, Freddy, Pedro León (Escudero, min.75); y Babá (Ivi, min.48).

Goles: 1-0, min.10: Messi (p). 2-0, min.25: Luis Suárez. 3-0, min.28: Neymar Jr. 4-0, min.30: Xavi. 5-0, min.40: Luis Suárez. 6-0, min.47: Messi.

Árbitro: Fernández Borbalán (comité andaluz). No mostró ninguna tarjeta.

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima cuarta jornada de la Liga disputado en el Camp Nou ante 65.356 aficionados, según datos facilitados por el FC Barcelona.

Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de los fallecidos en el terremoto de Nepal.