Pacto de no agresión

Sergio Ramos y el Madrid están manteniendo un cruce de inconveniencias
Sergio Ramos y el Madrid están manteniendo un cruce de inconveniencias

Con el fin de rebajar la tensión, Sergio Ramos se entrevistó esta mañana en Valdebebas con José Ángel Sánchez, mano derecha de Florentino Pérez. Sobre la renovación, las posturas siguen muy alejadas.

Acompañado de su hermano y representante, René Ramos, Sergio mantuvo esta mañana en Valdebebas una reunión como respuesta a la cita que ambos habían solicitado con el club. Florentino Pérez también andaba por Valdebebas en algún momento de la mañana, como perfecto anfitrión del presidente de honor del Bayern de Múnich, Franz Beckenbauer, pero el encuentro se produjo con José Ángel Sánchez, director general ejecutivo del Real Madrid y mano derecha de Florentino Pérez, en tono de las 11:00.

El cruce de inconveniencias, con los medios de comunicación como transmisores, han alentado un encuentro en el que Sergio Ramos dejó claro que no quiere entrar en una guerra con el club y la misma postura encontró de parte de José Ángel Sánchez, una declaración de intenciiones que obviamente el directivo trasladará al presidente.

Sellado el pacto de no agresión, ambas partes de la mesa pusieron las cartas encima de la mesa para la renovación de Sergio Ramos, que tiene contrato hasta junio de 2017, pero nada se adelantó. Las posturas siguen muy alejadas, enconadas. El Madrid no se mueve de 7 millones de euros netos -una subida salarial de 1 millón de euros-, en su nuevo contrato. El central pide 10 millones y el club estima que los réditos de la imagen del jugador no justifican tal salario.

Así las cosas, el sevillano ha decidido pedirle al club, esta vez de viva voz, que si llegan ofertas por él las escuchen, una tesitura en la que el Madrid no tiene porqué ponerse, ya que el jugador tiene una claúsula de rescisión de 200 millones, que ningún club va a pagar por más que le quieran. Eso sí, también es verdad que en año y medio queda libre y entonces en Real Madrid no sacaría beneficios por un central que en su día costó 27 millones de euros.

Y, entre medias, el Manchester United

La prensa inglesa detalla con precisión la operación De Gea-Ramos, al que el club inglés tasa en 75 millones de euros y valora al portero en 30, por que el Manchester pagaría al Madrid 45 millones más De Gea.

Asimismo, ficharía a Sergio por cinco temporadas y firmaría un contrato decreciente, en el que el primer año ganaría 12 millones de euros: 12, 11,50, 11, 10,50 y 10 sucesivamente. En total, 55 millones de euros hasta los 34 años, que finalizaría su contrato con el Manchester United.

Queda por saber, qué decide Florentino Pérez.