Fútbol

Mbappé dice que no al Real Madrid y se queda en el PSG

Ha mandado un mensaje a Florentino Pérez asegurando que se queda en Francia. El presidente blanco le ha contestado, según Pedrerol: “Lamento lo ocurrido. Han roto la ilusión que tenías desde pequeño”

Se acabó el culebrón con una vuelta de tuerca que hace un mes era impensable, pero que se ha hecho realidad con las presiones de los últimos tiempos. Kylian Mbappé se queda en París y rechaza al Real Madrid. No hay más, la decisión está tomada y el futbolista francés ha dado un giro a una situación que parecía clara hace meses para la dirección contraria. Las presiones, el dinero y todo lo que le ha ofrecido el club francés ha sido demasiado. Los cantos de sirena le han convencido. Kylian Mbappé se quedará en el París Saint-Germain tras rechazar de nuevo la posibilidad de fichar por el Real Madrid.

Le comunico que he decidido quedarme en el PSG, quiero agradecerle la oportunidad que me ha dado de jugar en el Real Madrid. El club del que he sido fan desde pequeñito. Espero que sea comprensivo con mi decisión”, le ha escrito el futbolista al presidente blanco, Florentino Pérez, según Josep Pedrerol para contarle que no se mueve de París y se convierte en el emblema del PSG.

Lamento lo ocurrido en los últimos días. Han roto la ilusión que tenías desde pequeño. Te deseo lo mejor”, le ha contestado el presidente blanco, según el presentador de El Chiringuito.

Aquí se acaba el misterio con el que el futbolista ha estado jugando en los últimos días, cuando de repente, despertó su interés por quedarse en París, cuando el verano pasado parecía claro que se marchaba de Francia para jugar en el Real Madrid, el sueño de su vida. Han podido más otras cosas que la ilusión infantil, la presión política, monetaria y de todo tipo que han soportado él y su familia y ante a la que al final han decidido ceder, con todas las consecuencias. Ha podido más el dinero que pone un club que no tienen ninguna necesidad de generarlo que el mito y la historia que para todos los futbolistas significa jugar en el Real Madrid, el club con más Copa de Europa de la historia y que esta temporada ha hecho un camino legendario hacia la final.

Es la tercera vez que Mbappé se queda a las puertas del Real Madrid. La primera fue cuando se fue del Mónaco, cuando el club blanco quiso ficharle, pero el PSG le ofrecía titularidad y en el Madrid esplendoroso de Benzema, Cristiano y Bale tenía que ganarse el sitio. Prefirió lo más sencillo. La segunda fue el verano pasado, cuando el Real Madrid apostó por todo, hasta 200 millones para fichar a un jugador al que le quedaba un año de contrato. Para muchos una locura, visto lo que ha ocurrido, el movimiento más lógico. El PSG se negó, pero dejó la sensación de que cuando acabase el papel firmado que unía a ambas partes, Mbappé partiría hacia LaLiga española y hacia el Real Madrid, para hacer lo que siempre soñó, cuando de pequeño fue invitado a la Ciudad Deportiva, a ver a Zidane y a hacer un entrenamiento. Sería el último.

La tercera ha sido ahora, en el momento más inesperado hace unos días, cuando el Madrid lo veía cerca y se planteaba como el fichaje emblema. Pero Mbappé fue jugando, manejando la oferta de la entidad española para apretar al PSG y subir sus peticiones. Y el PSG estaba dispuesto a darle todo: bañarle de dinero, pero también a darle todas las facilidades deportivas. En el equipo de Neymar y de Messi, Mbappé va a ser el dueño de todo, al que consulten para tomar las decisiones deportivos. Va a ser un equipo hecho a su medida, con 50 millones de euros de salario, con los derechos de imagen y con una prima de otros 120 millones. Todo lo que pida se convierte en oro. Por eso se queda, A partir de ahora, el PSG comienza un nuevo proceso con Mbappé al mando y seguramente sin Leonardo y sin Pochettino en el banquillo. Él manda.