Real Madrid

«Trabajaremos para la "Décima"»

Florentino Pérez durante la presentación de su candidatura
Florentino Pérez durante la presentación de su candidatura

Florentino Pérez, si una grandísima sorpresa no lo impide, no tendrá rivales en las urnas y esta medianoche será de forma efectiva nuevo presidente del Real Madrid para los próximos cuatro años. El martes tomará posesión, presentará a Zinedine Zidane como «máximo responsable del proyecto deportivo» y comenzará un nuevo mandato en busca de «triunfos y de seguir siendo el club más rico del mundo».

A pesar de que no habrá carrera electoral ni elecciones, Florentino quiso presentar ayer su candidatura en el Hotel Palace y en su discurso no faltó una referencia al «leiv motiv» del madridismo: la «Décima» Copa de Europa. «Vamos a trabajar en busca de ella y el resto de triunfos», dijo Pérez, antes de presentar a sus compañeros de junta, que serán exactamente los que le han acompañado en la legislatura que ahora termina. Fernando Fernández Tapias, Eduardo Fernández de Blas y Pedro López Jiménez serán nuevamente los hombres más cercanos al presidente, que considera la «salud» financiera y la estabilidad institucional como pilares básicos para poder reforzar el proyecto deportivo.

«Tomé la decisión de volver hace 4 años por una serie de comportamientos irresponsables, y ahora hemos recuperado la estabilidad institucional y la paz social imprescindibles. Para impulsar el proyecto deportivo es clave la mejora financiera y hemos conseguido que el club se encuentre en el momento de mayor fortaleza económica de su historia, a pesar de la crisis que ha golpeado duramente al mundo del deporte. El Real Madrid es el club más valioso según la revista «Forbes» en una coyuntura económica complicada», insistía Florentino, que tampoco se olvidó de otro de los puntos que siempre han caracterizado sus mandato: el avance en las infraestructuras. El presidente blanco presumió de las obras de ampliación de Valdebebas, donde está a punto de ser inaugurada la residencia para el primer equipo y también está en obras la de la cantera. «La Ciudad Real Madrid tiene que seguir creciendo, con un parque temático para mostrar lo que somos y convertir el Santiago Bernabéu en un símbolo de la era digital. Un edificio de vanguardia y de referencia arquitectónica en pleno paseo de la Castellana».

«Queremos un Real Madrid más fuerte que nunca, en el que las palabras imposible y rendición no están en su vocabulario», pidió Florentino, que mantuvo su argumentación sobre el pasado más reciente. No hubo referencias ni al entrenador saliente ni al que le sustituirá, pero sí quiso dar valor al legado de Mourinho. «En estos cuatro años se han conseguido títulos muy importantes. En fútbol hemos sido capaces de ganar una Liga con los números más extraordinarios de la historia de la competición, también ganamos una Copa del Rey después de 18 años, una Supercopa de España y hemos llegado a tres semifinales de "Champions". Hemos situado al Real Madrid en el lugar que le corresponde. Somos cabeza de serie en Europa tras seis temporadas siendo eliminados en octavos de final, pero estos avances no nos bastan. Seguiremos trabajando con la máxima entrega, porque aprendimos de nuestros antepasados a querer siempre más y a que lo conseguido nunca sea suficiente para el ADN del madridismo».

Como no hay rivales, no hubo necesidad de lanzar bombas electorales en forma de fichajes. La única estrella que se une oficialmente al proyecto es la de Zidane, que no estuvo presente para hacerse la foto y que será la próxima semana cuando se siente ante los medios al lado del nuevo presidente. Tampoco hubo noticias de Ancelotti, todavía y a pesar de la sanción de nueve meses a Leonardo, único candidato firme al banquillo de Chamartín. El París Saint Germain sigue tan firme en su intención de mantener al italiano como la directiva blanca tranquila y segura de su llegada. Él ya ha dado por terminada su etapa en Francia y sólo necesita que el jeque dueño del PSG encuentre a su sustituto. Heynckes es la alternativa, pero él mismo se ha encargado de descartarse al insinuar que lo más probable es que anuncie su retirada.

Para la plantilla, Florentino anunció a «varios jugadores del mundo, varios nacionales y una importante aportación de la cantera», pero sin dar nombres. No era el momento, aunque en sus últimas intervenciones públicas ya ha dicho el del pilar básico del futuro: Cristiano Ronaldo.