Actualidad

Razones para el optimismo

En un buen partido, el Madrid gana a la Real y saca más diferencia a sus perseguidores. El animoso Kovacic lidera al conjunto de Zidane

En un buen partido, el Madrid gana a la Real y saca más diferencia a sus perseguidores. El animoso Kovacic lidera al conjunto de Zidane

Publicidad

Quizá era eso lo que necesitaba el Real Madrid: a Kovacic, un futbolista apasionado, que no desfallece y, sobre todo, con un punto de desorden que ayer dio vida al conjunto de Zidane. El croata, a la sombra de Modric desde que llegó, recibió ayer su primera ovación del Santiago Bernabeú. Y se la ganó a pulso: con su gol y con su pase a Cristiano Ronaldo fue decisivo en las dos jugadas más importantes del partido. Y además, con sus carreras hacia delante, con el balón controlado, no siempre efectivas, pero siempre animosas, dio aire al líder de la Liga, hoy más líder y, de repente, lo que parecía una caída en un pozo sin nada a lo que agarrarse, ha desembocado, por ahora, en un Madrid con más ventaja que hace una semana respecto al Barcelona y al Sevilla.

Así es el fútbol, tan dramático en lo malo, tan eufórico en lo bueno. El Madrid cayó en un buen encuentro en Sevilla, no fue mucho peor que el Celta en la Copa, pero con esas dos derrotas dejó de creer en lo que creía. Y enseguida aparecieron los culpables, porque humano es perder, pero más humano aún es encontrar a quien señalar rápidamente tras la caída. El Bernabéu lo tenía claro: Danilo y Benzema. Por eso, el partido de ayer, antes de que empezase, tenía ese aire extraño de algunos días en el Bernabéu. Con los jugadores y el club pidiendo el apoyo a los socios, Zidane defendiendo a los suyos y la Real amenazando por su buena línea en la Liga, se había instalado una pequeña nube de amenaza, como si un pequeño chasquido, un error pudiera desatar una tormenta.

- Seguridad

Publicidad

Pero no pasó, llovió durante todo el encuentro y, sin embargo, el Madrid encontró la claridad que no había tenido en algunos choques de enero. En el momento más oportuno, el conjunto de Zidane dio un paso adelante en la Liga, como si hubiese encontrado la ola buena de nuevo. Necesitaba un día como el de ayer: un buen rival, tropezón de los perseguidores y una victoria.

Kovacic tiró del equipo, pero fue Danilo el primero que dio un paso adelante. Hay días que pueden decidir el destino de un futbolista y tras su gol en Balaídos es posible que el brasileño viviese ayer uno de esos. El Bernabéu te lleva a la gloria, pero también empuja muy abajo cuando pisa. Danilo fue el de siempre, con más fortuna que otras veces, no tuvo miedo en un día complejo y fue una de las pocas veces que en la banda derecha no se echó de menos a Carvajal.

Publicidad

Danilo contó con la ayuda de Lucas Vázquez, que da revoluciones al equipo y le ofrece profundidad. Sin sus laterales titulares, el Madrid es más plano, por eso Lucas Vázquez es una gran solución. Siempre pidió la pelota y por su lado empezó a recuperar las constantes vitales el conjunto de Zidane.

- La Real, sin ocasiones

La Real quiso tener la pelota, pero la impresión que dio es que sólo porque el Madrid quiso. Y que con ella, no supo qué hacer. Keylor Navas pasó un encuentro más que tranquilo. Intentaba Juanmi dar vida a los suyos. Nada. Con Varane, Ramos, Casemiro y Kovacic, además de dos laterales que suben menos, el conjunto de Zidane se siente más seguro. No inquietó nada el equipo vasco, pese a que tuvo más posesión.

Kroos, en cambio, lo tenía más claro. Está recuperando sus sensaciones el alemán, que es quien mejor sabe lo que hay que hacer con la pelota. En un día que podía ser de muchos nervios, él no dudó nunca. Si él dio buenas salidas, fue Kovacic quien mejor entendió que había que romper el partido, que había que irse hacia arriba y rompió el partido. Marcó en la primera mitad y puso el partido y el futuro de cara para el Madrid. La Real siguió sin alterarse, para lo bueno y para lo malo y el Madrid entró en calor, a gusto, otra vez, consigo mismo, dando un paso atrás para sorprender por velocidad al rival.

Publicidad

- A la contra

El público ya no buscaba culpables y se iba olvidando de antiguos rencores, el equipo encontraba huecos para correr y en una de esas, Cristiano Ronaldo no falló frente a Rulli, un portero que se vence mal en las salidas. Cuando cogió el Madrid, Zidane se sintió seguro tirando el equipo hacia atrás. Ayer, en un partido muy importante para el futuro, hizo lo mismo.

Después salió Morata y remató una jugada de Danilo y Lucas para volver a unirse a la causa. Tenía mal karma el Madrid, ahora ya se lo ha limpiado.

- Así ha sido el partido en directo

- Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Nacho; Casemiro, Kroos, Kovacic (Isco, m.78); Lucas Vázquez (Marco Asensio, m.84), Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.66).

0 - Real Sociedad: Rulli; Zaldua, Navas, Íñigo Martínez, Kevin; Illarramendi, Canales (Granero, m.78), Zurutuza; Juanmi, Oyarzabal (Xabi Prieto, m.57) y Willian José (Vela, m.57).

Goles: 1-0, m.38: Kovacic. 2-0, m.50: Cristiano Ronaldo. 3-0, m.83: Morata.

Árbitro: Melero López (Comité andaluz). Amonestó a Kroos (39) por el Real Madrid y a Kevin (76) por la Real Sociedad. Expulsó a Íñigo Martínez (6 y 74).

Incidencias: encuentro correspondiente a la 20a jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 66.693 espectadores. EFE