«Hay una red de jugadores que sacan beneficio de las apuestas»

LA RAZÓN detalla la segunda declaración del presidente de la LFP sobre los amaños.

Partidos amañados, maletines de dinero y jugadores que cobran por dejarse ganar. Sobre estos tres ejes pivota la primera denuncia que presentó Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, ante la Brigada de Blanqueo de Capitales, Sección de Fraude Fiscal, de la Policía Nacional. En su declaración del 5 de marzo de 2013 apuntaba al posible «tongo» en tres partidos: Levante-Zaragoza de la temporada 2010-2011; Zaragoza-Racing y Getafe-Zaragoza de la temporada 2011-2012, todos ganados por el equipo aragonés. Tres meses después, Javier Tebas volvió a visitar las dependencias de los investigadores. «Espejo Público» y LA RAZÓN han tenido acceso a su segunda declaración, que apunta a que algunos futbolistas, conociendo el resultado de los partidos, aprovechan para ganar más dinero apostando dinero por internet. De hecho, para probar esta afirmación, dejó que los policías leyeran en el whatsapp de su móvil la siguiente conversación:

Fuente: Llámame cuando puedas, quiero contarte una cosa. El Zaragoza-Athletic estaba amañado. Bet365 y marcaaspuestas.es

Tebas: Ok. Conoces a Ángel L.

F: No, ¿por qué?

T: Por nada.

F: Joder no me dejes así que tiene que ver con amaños.

T: Bueno.

F: Cuando acabes la asamblea, hablamos.

Pero el presidente de la Liga de Fútbol Profesional no se quedó ahí, sino que siguió aportando datos: «Tengo la convicción de que el resultado del encuentro Zaragoza-Athletic de la temporada 2012-2013 también ha sido amañado. Parece que existe una red de jugadores de fútbol que se aprovechan de la información de la que disponen y de los contactos que mantienen entre si y realizan apuestas sobre determinados encuentros».

Javier Tebas no se apoya sólo en esta conversación sino que sostiene su convicción en otros datos que le han llegado vía confidencia: «Como comprenderán, tengo contactos dentro de los clubes de fútbol y he podido comprobar el tufo de corrupción que estos días envuelve al fútbol de nuestro país y averiguar que hay un empleado de banca llamado Ángel L. que trabaja en Bankia y que puede conocer todos estos hechos, puesto que tiene trato directo con diferentes jugadores de fútbol. En ocasiones le han comentado en confianza al tal Ángel que el dinero que ingresan procede de ganancias obtenidas en apuestas».

Son datos que no han caído en el olvido. Todo lo contrario, se están investigando. Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción, con base en los datos aportados en primera instancia por el presidente de la Liga de Fútbol Profesional y las pesquisas policiales, ha formulado una querella, pendiente de ser admitida a trámite, contra 41 personas, de los que 36 son futbolistas. LA RAZÓN ha tenido acceso a la querella que dice así: «El Zaragoza se encontraba clasificado en el puesto décimo octavo con 42 puntos, por lo que debía ganar su último partido para obtener los tres puntos necesarios y evitar así el descenso de categoría y el consiguiente perjuicio deportivo y económico. Para ello, el presidente, Agapito Iglesias, y los consejeros acordaron con el director deportivo del club, el entrenador Javier Aguirre y los capitanes del equipo Gabriel Fernández (Gabi), Leonardo D. Ponzio y Jorge López, en representación del resto de los jugadores, amañar este último partido, que debía disputarse en Valencia contra el Levante, equipo que tras la disputa de la jornada 37, con 45 puntos y situado en el puesto 12° de la clasificación, había eludido el descenso. A tal fin se estableció que se entregarían 965.000 euros a los jugadores del Levante a cambio de que estos permitieran al Zaragoza ganar el partido (...). Se hicieron llegar los fondos en metálico a los jugadores querellados del Levante. Antes del comienzo del referido partido como retribución por la pactada victoria del Zaragoza».

Para sustentar la información aportan numerosas transferencias bancarias de difícil explicación. A finales del mes de marzo todos los querellados desfilarán para prestar declaración ante la juez que instruye el caso. ¿Cómo justificarán los ingresos? ¿Alguno apostó conociendo el resultado? Si se entregaron maletines, ¿quién lo hizo y quién los recibió? Hay decenas de preguntas que todavía están en el aire. Pero lo más importante: ¿hay algún jugador dispuesto a romper el pacto de silencio y contar todos los detalles? Habrá noticias pronto.