José Rodríguez: «Que me entrene Míchel es como si lo hiciera Zidane»

Centrocampista del Málaga

Con 17 años, el centrocampista del Málaga debutó en el Real Madrid de Mourinho. Una gran temporada en el Deportivo le permitió conocer el fútbol europeo en Turquía y Alemania pese a la falta de oportunidades. El Málaga le ofreció volver a España y ahora espera demostrar su valía dejando al equipo malaguista en la élite y jugando el Europeo sub-21 con España.

–Lleva ya dos meses en Málaga, ¿cómo le va?

–Me van las cosas bien porque estoy jugando y he encontrado estabilidad después de haber pasado momentos muy duros junto a mi familia.

–¿Notó mucho el cambio en Turquía y Alemania?

–Sí, tanto con el idioma como con las costumbres de cada país. Cuesta un poco, aunque en el Galatasaray tuve más minutos que en el Mainz, donde

no entiendo lo que pasó para no jugar apenas.

–¿Estos pocos minutos, sobre todo en Alemania, le han cortado la progresión?

–Sí, por supuesto, aunque ahora atravieso un buen momento y estoy contento, pero cuando no juegas no importa el equipo en el que estés.

–¿Qué le hizo venir al Málaga?

–Tenía varias opciones, pero comprobé que aquí me querían de verdad. Necesitaba sentirme querido y aquí lo estoy comprobando a diario porque

tengo minutos, lo que me permite ser feliz.

–¿Cuando llegó pensaba que iban a sufrir tanto a pesar de la distancia con los equipos de la zona baja?

–No, por supuesto. Sitúo al Málaga por encima de muchos conjuntos pero este año las circunstancias han hecho que estemos peleando por evitar el

descenso, aunque pienso que vamos a mantener la categoría y si continuamos los mismos jugadores y el técnico, más tres o cuatro fichajes, vamos a dar muchas alegrías a los aficionados.

–Está jugando, pero ¿está dando el máximo o aún tiene que mejorar?

–Aún no he ofrecido mi mejor nivel, aunque ya contra el Alavés me encontré a un nivel más alto. Pero creo que voy a mejorar en los próximos encuentros. Hay que pensar que llevaba varios meses casi sin jugar y no había tenido continuidad. Además, me está costando un poco la adaptación.

–Su juego es más técnico que físico y todavía no lo ha demostrado. ¿Qué le falta?

–Es verdad que soy más técnico, pero los dos últimos años fuera de España también me han servido para coger un tono más fuerte, que quizá necesitaba y ahora espero poder demostrarlo.

–¿Qué le pasa al Málaga, están bloqueados, no saben ganar?

–Pienso que bloqueados no estamos, ya que hacemos buen fútbol en algunos momentos, como ante el Alavés, pero si no marcas tus ocasiones y cometes errores estás perdido. Creamos oportunidades y al final el balón va a entrar. Si juegas mal es más difícil, pero si lo haces bien los balones terminan entrando.

–Van a sufrir para alcanzar la permanencia...

–Sí, aunque en el vestuario no se habla de descenso. Tenemos duelos directos vitales para salir de esas posiciones, pero hay que pensar en el Atlético. Yo no doy el partido por perdido porque vamos a salir a ganar o al menos a puntuar.

–¿Qué ha cambiado la llegada al banquillo de Míchel?

–Estuve poco tiempo con Romero, pero cuando llega un técnico nuevo todos nos reactivamos, los entrenamientos son más intensos, y eso de cara al partido viene bien. Todos queremos demostrar cosas.

–¿Quizá Romero pecó de inexperiencia?

–Puede ser porque la experiencia es un grado y se nota, pero el equipo no funcionaba. Aunque lo enderezó al principio, más en el vestuario que en los resultados, no pudo ser.

-¿Qué les pide Michel?

–Tiene las ideas muy claras. Para mi es un orgullo que me entrene, es como si lo hiciera Zidane, porque son iconos del fútbol. Sabe lo que quiere para el equipo. Su éxito es que en cada partido plantea opciones para contrarrestar el talento de los rivales y nos indica sus puntos débiles, en este caso del Atlético.

–¿Ha sido importante la tarea psicológica?

–Romero ya recuperó algo al equipo en esa parcela, pero Míchel llega con ideas claras y los cambios se van notando, aunque aún no hayamos ganado ninguno de los dos partidos que nos ha dirigido. No obstante, ante el Alavés dimos un buen nivel.

–Llega el Atlético, un rival temible.

–Es uno de los mejores de Europa, pero creo que dependemos de nosotros más que del contrario porque si estamos bien vamos a tener muchas opciones de ganarles.

–Su defensa es una roca y al Málaga le cuesta marcar...

–Sí, eso está claro, aunque confío en nuestro trabajo y acierto y en solventar el partido.

–Será vital «cerrar» la portería...

–Claro, porque siempre creamos oportunidades, aunque después hay que marcarlas para sumar puntos.

–¿Puede pasarle factura al Málaga la inexperiencia de algunos jóvenes?

–No creo. Yo particularmente pienso que he crecido en ese aspecto después de mi paso sobre todo por Alemania, donde atravesé momentos difíciles que ahora pienso me han beneficiado.

–Está cedido con una opción de compra, ¿le gustaría seguir en Málaga?

–A final de temporada hay una opción, pero ya hemos hablado para continuar, aunque ahora mismo no es el mejor momento porque nos estamos jugando la permanencia. Creo que seguiremos en la máxima categoría y si Arnau me presenta un contrato lo firmo de inmediato.

–¿Le han curtido estos años en el extranjero?

–Por supuesto. Parece un mundo muy bonito, pero cuando sales adviertes lo complicada que es la vida y hay que vivir ese día a día lejos de tu país.

–Mourinho le hizo debutar con 17 años, le estará agradecido...

–Siempre. Es posible que si no hubiera sido por él no habría llegado al Málaga ni jugado donde lo he hecho. Me dio el empujón al profesionalismo.

–Esta semana se ha hablado mucho de los valores del Madrid, de donde procede...

–No quiero opinar sobre las declaraciones de Piqué porque no las he visto, pero pienso que la escuela del Madrid es la mejor del mundo y está por encima de todas.

–¿Sus objetivos son salvar al Málaga, renovar y jugar este verano el Europeo con la sub-21?

–Desde que comenzó la fase de clasificación, uno de mis objetivos era llegar al Europeo. He ido a muchas convocatorias y siempre felicito al seleccionador, Celades, aunque no esté convocado. Él me dijo que formaba parte del grupo y que si tenía minutos lo normal es que fuera convocado.

Ahora estoy jugando y mis objetivos son continuar en el Málaga y entrar en la lista del Europeo.