Actualidad

La Audiencia Nacional investiga por blanqueo y fraude fiscal a Juanma López

De la Mata cifrá en más de cinco millones la cantidad que Doyen habría defraudado a Hacienda en la compra de derechos de jugadores y préstamos a clubes de fútbol. El representante de Morata y el también ex rojiblanco Mariano Aguilar eran las “cabezas visibles” del fondo de inversión en España

El representante de Morata y el también ex rojiblanco Mariano Aguilar eran las “cabezas visibles” del fondo de inversión en España.

Publicidad

La Audiencia Nacional investiga por delitos fiscales y blanqueo a los ex jugadores rojiblancos Juanma López, representante de Álvaro Morata, y Mariano Aguilar por un supuesto fraude tributario cometido por el fondo de inversiones Doyen Sports Investment Limited, del que ambos son sus «hombres de confianza» en España, al no declarar en nuestro país los ingresos obtenidos por la compra de derechos económicos de jugadores de fútbol como el colombiano Radamel Falcao y el francés Geoffrey Kondogbia, entre otros, y de préstamos a clubes de Primera y Segunda División. Así lo acordó ayer el magistrado José de la Mata, que también incluye entre los investigados a Doyen como persona jurídica, a su administrador, Nelio Freire, a la pareja de López, Rocío del Carmen Sánchez, y al hermano de Aguilar, Miguel Aguilar. Todos declararán entre hoy y mañana ante el instructor de la causa.

Según la Fiscalía, solo en 2013 Doyen podría haber defraudado más de cinco millones de euros. En el caso de Juanma López, el supuesto fraude se eleva a casi 890.000 euros entre 2013 y 2015, cuando todavía pagaba sus impuestos antes de cambiar su domicilio fiscal a Suiza. En esos ejercicios, sin embargo, omitió supuestamente «datos esenciales» al no declarar, por ejemplo, «los ingresos recibidos por sus servicios como agente del jugador Álvaro Morata» cuando éste fue recuperado por el Real Madrid de la Juventus de Turín y, posteriormente, al ser traspasado del club blanco al Chelsea. Y eso pese a que el Real Madrid «sí declaró pagos» a Soccer Business Sports, «controlada» por el ex jugador rojiblanco por valor de 3,6 millones «que pudieran estar relacionados con estas operaciones».

El magistrado aprecia indicios de que tanto López como Aguilar, pese a que trasladaron su domicilio a Suiza y Reino Unido, respectivamente (por lo que dejaron de pagar impuestos en España), permanecieron en nuestro país y en consecuencia tenían «la obligación de tributar a la Hacienda española». En el auto en el que admite a trámite la denuncia de la Fiscalía Anticorrupción, De la Mata sostiene que para obviar sus obligaciones fiscales, el citado fondo de inversión se sirvió «de una compleja estructura societaria tendente a ocultar a la Hacienda española que la gestión efectiva de Doyen Sports Investment Limited se realizaba desde España y no desde Malta, como se simulaba». Doyen es un fondo de inversión con capital de 100 millones de euros constituido en 2011, con domicilio en Malta, que se dedica a la compra y venta de los derechos económicos de jugadores, a su representación y a la gestión de sus derechos de imagen a cambio de un porcentaje de esos derechos. El club en cuestión estaba obligado a venderlo cuando recibiese una oferta superior a la cantidad pactada de antemano.

En 2013 el fondo obtuvo unos ingresos de más de 19 millones de euros; en 2014 de 2,1 millones; en 2015, de 699.322,35 euros y en 2016 de 217.914,83, solo por operaciones realizadas en España. Este tipo de acuerdos, denominados «third party ownership» (TPO), fueron prohibidos por la FIFA en 2015. Pese a ello, Doyen mantuvo presuntamente la vigencia de los contratos formalizados hasta entonces y siguió gestionando los derechos de imagen y concediendo nuevos préstamos a clubes profesionales.

Publicidad

El juez atribuye a Juanma López y a Aguilar la condición de líderes de Doyen en España, quienes junto con el administrador del fondo, a través de la empresa Assets 4 Sports (posteriormente sustituida por la sociedad maltesa Vela Management) «han llegado a representar y negociar en nombre del fondo los mayores fichajes del fútbol, embolsándose por ello importantes cantidades».