Tenis

Nadal, abanderado y...

Rafa, en plena recuperación de su lesión de muñeca, podría renunciar al cuadro individual y jugar «sólo» el dobles y el mixto

Rafa Nadal estuvo entrenando ayer en su academia en Manacor con Andy Murray, número dos del mundo y reciente ganador de Wimbledon. El martes también lo iban a hacer, pero el español anuló la sesión
Rafa Nadal estuvo entrenando ayer en su academia en Manacor con Andy Murray, número dos del mundo y reciente ganador de Wimbledon. El martes también lo iban a hacer, pero el español anuló la sesión

Rafa, en plena recuperación de su lesión de muñeca, podría renunciar al cuadro individual y jugar «sólo» el dobles y el mixto

Después de suspender el martes una sesión de entrenamiento con Andy Murray en Manacor, ayer Rafa Nadal sí intercambió unas bolas con el reciente ganador de Wimbledon. Una lesión se ha vuelto a interponer entre el español y los Juegos Olímpicos, como ya le pasó en Londres, pero esta vez está convencido de que va a «ganar» ese partido. En la cita británica, hace cuatro años, la rodilla le impidió competir y ser abanderado. Ahora es la muñeca izquierda. Sigue con alguna molestia, pero es un tenista acostumbrado a jugar con dolor y si no se tuerce nada va a estar seguro en Río de Janeiro el 5 de agosto comandando la delegación española en el desfile. También sacará la raqueta, la duda es en cuántas disciplinas podrá participar. «Los Juegos se disputan cada cuatro años y en ese tiempo pueden pasar muchas cosas. Quiero jugar todo y aprovecharlo al máximo porque pueden ser los últimos», explicó hace pocas semanas, cuando apenas llevaba un mes de recuperación.

«Todo» significa entrar en el cuadro individual, en el de dobles con Marc López y en el de dobles mixtos con Garbiñe Muguruza, aunque según afirmó «Ser Mallorca» la evolución de la dolencia no es exactamente como se esperaba y quizá tendría que renunciar a una de las tres, y optaría por el individual, del que ya se proclamó campeón en 2008. Desde el entorno del zurdo mallorquín no hacen comentarios y aseguran que si tuvieran algo que decir lo harían en un comunicado. Rafa está físicamente a tope salvo las molestias en la muñeca, y apurará los plazos hasta el último momento, pese a la exigencia que supondría apostar por las tres opciones, lo que, seguramente, le llevaría a tener que disputar en alguna ocasión hasta dos partidos en un día. Nadal llegará a Río tras más de dos meses sin jugar un torneo (se retiró en Roland Garros el 27 de mayo y fue baja en Wimbledon), pero la ilusión está intacta. El español tiene un recuerdo inolvidable de su paso por los Juegos de Pekín, donde además fue uno de los ídolos de la Villa Olímpica, y siempre ha afirmado que perderse los de Londres ha sido lo más doloroso de su carrera. Si finalmente no participara en el individual se uniría a las bajas de Berdych y Raonic, por temor al zika; Thiem, que declara que no es «fan de las Olimpiadas» y Federer, que anunció que pone fin a la temporada para recuperarse definitivamente de su lesión de rodilla. Faltarían cinco del «top 10» de la ATP, y más allá de ahí también hay ausencias conocidas como la de los australianos Kyrgios y Tomic, el estadounidense Isner o el español Feliciano López. El título sería un mano a mano entre Andy Murray, el actual campeón, y Novak Djokovic, el favorito y número uno del mundo, que después de haber conquistado Roland Garros puede cerrar el círculo con el oro olímpico.

La pareja de dobles mixtos de Rafa, Garbiñe Muguruza, también ha tenido algún problema últimamente, aunque menor. Iba a competir en Montreal y tuvo que abandonar por una gastroenteritis. Río será su próxima parada.