Kyrgios, díscolo, polémico y excéntrico. Así es el rival de Rafa Nadal en Wimbledon

El polémico australiano Nick Kyrgios es el rival de Nadal en Wimbledon
El polémico australiano Nick Kyrgios es el rival de Nadal en Wimbledon

Corría el año 2014 y un joven desconocido, que había recibido una invitación para disputar aquella edición de Wimbledon eliminaba al número uno del mundo en la cuarta ronda del Grand Slam londinense. Aquel jugador lleno de talento era Nick Kyrgios, y el número uno, Rafael Nadal. Cinco años después sus caminos se vuelven a cruzar en la hierba del All England Club hoy a las 12 de la mañana. Desde entonces, aquel talento australiano que asombró al mundo, tan sólo ha podido llegar a una final de Masters 1000, que perdió, y aquellos cuartos de final en Wimbledon de 2014 siguen siendo su tope en Grand Slam.

Por su parte Rafa Nadal ha conseguido cuatro Grand Slam más y sigue marcando la historia del deporte del tenis. Pero este duelo, como casi todos los que disputa el díscolo Nick Kyrgios, va más allá de lo deportivo. El vencedor este año del Torneo de Acapulco es conocido por su fuerte carácter, sus excentricidades, tanto dentro como fuera de la pista y por sus declaraciones polémicas en contra de compañeros del circuito y de la ATP. El talento de Kyrgios para el juego del tenis es sólo equiparable a las veces que pierde la cabeza. Su última gran polémica tuvo lugar en el Masters 1000 de Roma. Tras varios «warning» por conducta antideportiva, el árbitro lo sancionó con un «penalty game» un juego en contra automático, y el australiano enloqueció y lanzó pelotas y raquetas hacia la grada para posteriormente tirar su silla a la cancha y tomar el camino de los vestuarios antes de que el árbitro lo descalificase.

En la pista Nick Kyrgios ha sido más veces protagonista por su mal hacer que por sus virtudes y golpes estratosféricos. Irrespetuoso con sus rivales en varias ocasiones opta por el saque cuchara para romper el partido, opta por golpear bolas sencillas por debajo de las piernas y cuando se cansa de jugar simplemente deja de hacerlo y espera a que acabe el partido. Se ha enganchado varias veces en discusiones verbales tanto con la grada como con los árbitros o sus rivales. Tal vez las dos más polémicas fueron cuando se dirigió a Stan Wawrinka asegurando que su novia se había acostado con el australiano Kokkinakis o cuando se encaró con un aficionado en Miami. Sin embargo, Nadal avisa del peligro de su rival, que ante jugadores de entidad se suele centrar en desplegar su tenis y a su máximo nivel Kyrgios puede ganar a cualquiera. «Prefiero jugar con gente más fácil, y sobre todo en una superficie como ésta, pero yo no lo elijo los cuadros. Contra jugadores top (Kyrgios) disfruta y sale a jugar y a demostrar su potencial, por eso es previsible que va a salir y jugar bien, porque le gusta, y a mí también. Hay que pelear desde el comienzo», declaró el tenista español tras su victoria en primera ronda ante el japonés Sugita.

El enfrentamiento directo entre ambos jugadores respalda las palabras de Nadal. Desde aquel primer duelo en 2014, único enfrentamiento entre ambos en Grand Slam, se han visto las caras en otras seis ocasiones, con tres victorias para cada uno. La última vez que jugaron fue el pasado febrero en Acapulco, en un partido que Kyrgios consiguió llevar a su terreno, excentricidades mediante, para acabar venciendo al español. Comenzó en aquella rueda de prensa un cruce de declaraciones entre ambos tenistas que sigue hasta hoy. Nadal aconsejó al australiano que tratase a la grada, a su rival y a él mismo con más respeto y Kyrgios le respondió con vehemencia y sorna: «Rafa no me conoce y no voy a escucharlo.Cada uno es como es. Por ejemplo, él es muy lento a la hora de sacar y la regla dice que tienes que darte prisa y él traspasa la norma. Pero no me voy a meter en cómo juega».

El vigente campeón de Roland Garros ha optado por mantenerse al margen de las disputas dialécticas, pero en la previa del partido de hoy el australiano ha culpado a Toni Nadal de la mala relación entre ambos a raíz de unas declaraciones en las que el ex entrenador de Rafa indicaba que «Kyrgios es un mal para el tenis». A Nadal le ha tocado un hueso duro de roer en segunda ronda, en una edición en la que ya han caído varios favoritos.