Actualidad

Las 6 anécdotas históricas más curiosas del Tour de Francia

El plante de Marco Pantani, el retraso de Perico Delgado o un Tour que se decidió por 8 segundos entre míticas otras historias

El plante de Marco Pantani, el retraso de Perico Delgado o un Tour que se decidió por 8 segundos entre míticas otras historias

Publicidad

La climatología hizo que la decimonovena etapa del Tour de Francia, entre las localidades de Saint Jean de Maurienne y Tignes, tuviera que ser suspendida por una fuerte granizada. Los copos de granizo que cayeron en el descenso del Iseran, el puerto más alto de esta edición del Tour, obligaron a la organización a detener la carrera y dar por buenos los tiempos en la cima del puerto, convirtiendo a Egan Bernal en el líder provisional de la carrera en esta etapa.

Curiosa situación la vivida el pasado viernes ya que la dirección de carrera tomó esta decisión mientras el pelotón se encontraba en pleno rodaje. El Tour de Francia tiene tras de sí una larga lista de anécdotas muy recordadas que han conformado la historia de esta mítica carrera y vamos a recordar algunas de ellas:

Publicidad

- La borrachera de Abdel-Kader Zaaf en el Tour de 1950

De casi convertirse en el primer africano en ganar una etapa en el Tour de Francia a terminar desplomado sobre la carretera. Eran otros tiempos y a falta de unos 20 kilómetros para finalizar la etapa que lideraba, este ciclista argelino decidió coger una botella que le ofreció un aficionado. Esta contenía vino, que el ciclista ingirió, convirtiéndose en un “coctel molotov” en su cuerpo para su desgracia. Se juntaron las altas temperaturas de aquella etapa, el esfuerzo físico y que era musulmán, cuya religión no permite beber alcohol a quien la práctica. Una combinación que dio como triste resultado el desvanecimiento de Abdel-Kader Zaaf que acabó inconsciente bajo un árbol.

Publicidad

- El pelotón se detuvo para saludar al General Charles de Gaulle en 1960

Bajo la orden del director de carrera, Jacques Goddet, los ciclistas se detuvieron al pasar por Colombey-les-Deux-Eglises, durante la etapa de Besançon-Troyes, para saludar al General Charles de Gaulle, quien recibió al pelotón en su casa y saludó al maillot amarillo, el ciclista italiano Gastone Nencini.

- El fallecimiento de Tom Simpson en 1967

Tan solo le quedaban tres kilómetros para coronar la cima del Mont Ventoux. Era un 13 de julio y a este ciclista británico le quedaba muy poco para llegar hasta el final de la etapa cuando empezaron a fallarles las fuerzas. Tom Simpson pensaba que estaba sufriendo un golpe de calor por lo que llamó a Pierre Dumas, el médico de la carrera. En el trayecto de la subida, se bajo de la bici y descansó durante unos instantes. Posteriormente, volvió a probar sin éxito. El ciclista perdió las fuerzas y terminó cayendo al suelo desvanecido. Un aficionado intentó hacerle el boba a boca como medida de reanimación pero nunca más volvió a levantarse. La posterior autopsia reveló que el fallecimiento se debió a una sobredosis de anfetaminas.

Publicidad

- Perico Delgado llegó tarde a una contrarreloj en 1989

2:40 minutos de retraso fue el tiempo que perdió Perico Delgado tras salir tarde en una de las contrarreloj del Tour de 1989. Una pérdida de tiempo que a la postre fue decisiva para que el segoviano no se proclamara campeón en aquella edición. Acabó a 3:34 del líder Greg LeMond y después reconoció que aquella situación se produjo por un despiste por querer entrenar lejos de los focos y aficionados lo que me hizo que “se le fuera el santo al cielo”.

- El Tour de 1989 decidido por la menor renta de la historia: 8 segundos entre el líder y el segundo

El norteamericano Greg Lemond tuvo el honor de posar con el maillot amarillo en los Campos Eliseos tras arrebatarle el Tour de Francia al francés Laurent Fignon en la última etapa, una contrarreloj entre Versalles y París. 50 segundos necesitaba Lemond para ponerse líder de la carrera, consiguiendo superar al francés en 58 segundo en los 24,5 kilómetros de contrarreloj. Con un casco aerodinámico, una rueda lenticular y un manillar de triatleta consiguió una remontada épica con un final de infarto para el Tour de 1989.

- El “Caso Festina” y el plantón de Marco Pantani en 1998

El conocido como “Caso Festina” provocó una oleada de detenciones en una operación contra el dopaje. Ciclistas, masajistas, médicos y directores de equipo involucrados en una trama dirigida por Bruno Roussel, director del equipo Festina, que fue expulsado de esa edición del Tour. Casi todos los equipos sufrieron registros y detenciones por los casos de dopaje que desembocaron en una de las imágenes más icónicas del ciclismo: la de Marco Pantani sentado en la carreta y plantándose en la etapa 12ª etapa como protesta por las actuaciones policiales. A las queja del ciclista italiano se le unieron las de Jalabert, Durand y Luc Leblanc. Finalmente aquel día se llegó a un acuerdo con la dirección de carrera y los ciclistas disputaron aquella etapa. Solo 96 corredores de los 189 que iniciaron aquel Tour de Francia terminaron la carrera.