La Justicia frena a Laporta

La Audiencia de Barcelona le mantiene fuera del «caso Neymar» y da vía libre al pacto con la Fiscalía para que Bartomeu evite el banquillo.

Luis Suárez y Neymar, en la sesión de entrenamiento en el Celtic Park
Luis Suárez y Neymar, en la sesión de entrenamiento en el Celtic Park

La Audiencia de Barcelona le mantiene fuera del «caso Neymar» y da vía libre al pacto con la Fiscalía para que Bartomeu evite el banquillo.

Josep Maria Bartomeu no se sentará en el banquillo por las consecuencias fiscales del fichaje de Neymar. La Sección Sexta de la Audiencia de Barcelona ha ratificado que el ex presidente Joan Laporta no tiene legitimidad para personarse en el procedimiento, una maniobra procesal con la que Laporta pretendía torpedear el acuerdo cerrado entre la Fiscalía y la Abogacía del Estado (en representación de la Agencia Tributaria) y el club, por el que la entidad reconoce haber cometido dos delitos fiscales en 2011 y 2013 y se compromete a pagar una multa de 5,5 millones de euros a cambio de exonerar de responsabilidad penal tanto a Bartomeu como a su antecesor, Sandro Rosell.

Para evitar ese acuerdo de conformidad que libra a Bartomeu del juicio oral, Laporta solicitó en junio al instructor de la causa, el titular del Juzgado de Instrucción número 22 de Barcelona, su personación en el procedimiento, una pretensión que el magistrado rechazó, avalado ahora por la Audiencia de Barcelona tras el recurso del ex presidente.

En su resolución, la Audiencia comparte la conclusión de la Fiscalía de que resulta «patente» que lo que Laporta y el resto de socios han pretendido es «utilizar un proceso penal para criticar y desautorizar la gestión que de la entidad han llevado a término determinadas personas en los últimos años». Un propósito, les reprocha, «para el que existen otras vías e instrumentos, pero para el que un proceso penal no es lo más adecuado, más aún cuando versa sobre delitos fiscales».

Los magistrados invocan la jurisprudencia del Supremo y recuerdan que no es posible la personación de una acusación cuando el procedimiento está ya en su recta final y abocado a juicio. Una máxima que únicamente se puede obviar en el caso de las víctimas o perjudicados por el delito. Pero la Sala subraya que «en ningún caso» se puede considerar víctimas (ni perjudicados ni ofendidos) de esos presuntos delitos fiscales a «un grupo de socios que, supuestamente, ha cometido las infracciones y que es acusada en el proceso».

Bartomeu evita de esta manera ser juzgado por esta causa, aunque está imputado también en la Audiencia Nacional por una posible estafa al fondo brasileño que tenía el 40 por ciento de los derechos de Neymar. La Fiscalía tampoco le acusa en este caso, pero si DIS –también personada en el procedimiento– sí lo hace finalmente (un acuerdo con el club podría evitar esa posibilidad in extremis), el actual presidente blaugrana tendría que ir a juicio junto al propio jugador y la entidad como persona jurídica.