MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
00:32
Actualizado

La trama de los amaños tenía “comprado” un servicio de paquetería para sus envíos supuestamente de estupefacientes

  • Carlos Aranda y Raúl Bravo
    Carlos Aranda y Raúl Bravo

Tiempo de lectura 4 min.

18 de junio de 2019. 00:09h

Comentada
J.M.Zuloaga 18/6/2019

ETIQUETAS

Carlos Aranda, en una conversación grabada por la Policía, dio a entender que el entramado criminal al que supuestamente pertenecía tenía «comprado» a un responsable de una conocida empresa de paquetería-express (se omite su nombre, al no existir evidencias de que sea así), con el que realizaba diversos envíos dentro de sus actividades ilegales, probablemente estupefacientes y dinero.

En concreto, aseguró que remitía desde Málaga, enviaba, a través de la citada empresa, un paquete a un destino desconocido y que al día siguiente tenía el dinero en su poder. Lo manifestaba para que su interlocutora no se preocupara por la posible detección del paquete por las Fuerzas de Seguridad, ya que tenía «comprado» al responsable de dicha empresa.

La conversación, (el 4 de abril de 2019) es la siguiente:

Carlos (Aranda): Yo tengo que llegar del negocio que acabo de hacer.

Lía (M.G.B.): ¿Ya está cerrao?

Carlos: ¿Eh?

Lía: ¿Ya lo habéis cerrado?

Carlos: Pues si ya lo hemos empezao.

Lía: Ese es el que fue el chaval este el Kiko ¿no? ¿cómo se llama?

Carlos: Koke.

Lía: ah Koke.

Carlos: Ese negocio yo tengo que llegarlo, ampliarlo hasta 200.000 o 100.000 al mes, en menos de 2 o 3 meses.

Lía: ¿En serio?

Carlos: Sí, llegar a cobrar si ganas 20, 40, 60, 80, unos 25 a la semana.

Lía: Y esa gente que gana todo ese dinero, dónde mete el dinero?

Carlos: Para eso están los salones, la gente tiene negocios de mil cosas que está blanqueando.

Lía: O sea que te interesaría montar otra cosa mas ¿no?

Carlos: No, con los salones estoy bien.

Carlos: Vamos a rezar porque salga... salga esto bien , tú piensa que eso llega el jueves y el viernes o el sábado tienes el dinero aquí, esto es una paranoia.

Lía: Toda la semana, ¿y todas la semanas lo mandan por (la empresa)?

Carlos:

Lía: ¿Que tienen comprado a la empresa?

Carlos: Tiene comprao al que tienen allí que recoge.

Lía: El problema es que llegue aquí bien.

Carlos: ¿Eh?

Lía: El problema es que llegue aquí bien.

Carlos: Aquí no tiene que llegar na.

Lía: ¿A Málaga no?

Carlos: ¿Aquí qué tiene que llegar ?

Lía: ahh vale que es al revés que es de aquí a allí ¿no?

Carlos: Claro tonta, este ya está allí, este ya está ahí, tú eres cómplice lo sabes ¿no? Si cobras eres cómplice.

Lía: Ya y encima no he mirado en (la empresa) que di mi móvil.

Carlos: Dile 1 minuto estoy entrando dame 1 minu, en un minuto te veo, 2 minutos te veo.

Lía: Que lo he mirao desde mi móvil.

Carlos: No eso no pasa nada, tú eres cómplice porque has invertido.

Lía: Ese dinero no ha salido de mi bolsillo.

Carlos: No ha salido del mío.

Lía: Por mi bolsillo no ha pasao, ha pasao por el tuyo, yo ahora mismo no lo he tocado.

Carlos: No, no tú ahora mismo eres otra, no ¿tu cuando te dé los 1.000 euros no los tocas?

Lía: Ahí sí

Carlos: Pues entonces no los cojas. No, no lo vas a coger...

Lía: No lo voy lo voy a coger con la necesidad sabes?...

Carlos: ¿Tú los cogerías?

Lía: Los 1000 euros? Claro, es la inversión que yo he hecho, yo no sé en qué, yo no soy cómplice. Tú quieres invertir y yo te he dicho vale.

De esta conversación también se infiere, según la Policía, que Aranda está utilizando a «Lía» para solapar tras su persona la realización de este tipo de negocios, utilizando sus datos personales para no aparecer él.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs