Fútbol

La única forma de derrotar a Villar

En el CSD ven factible la inhabilitación del presidente «eterno» por irregularidades en la inscripción del Recreativo y creen que se defenderá mañana, último día del plazo para presentar alegaciones

Ángel María Villar, durante uno de sus discursos en una Asamblea General de la Federación Española de Fútbol
Ángel María Villar, durante uno de sus discursos en una Asamblea General de la Federación Española de Fútbol

En el CSD ven factible la inhabilitación del presidente «eterno» por irregularidades en la inscripción del Recreativo y creen que se defenderá mañana, último día del plazo para presentar alegaciones.

Las elecciones a la Federación Española de Fútbol comienzan a ganarse mañana. Es la fecha límite para que el organismo que rige el fútbol español presente alegaciones para explicar las presuntas irregularidades detectadas por el Consejo Superior de Deportes en la inscripción del Recreativo de Huelva y el Marino de Tenerife en la competición de Segunda B. Del estudio de la defensa, para lo que no hay un plazo fijado, dependerá que el Consejo ejecute la amenaza de inhabilitar a Ángel María Villar y, por lo tanto, impedir que se presente a la reelección para su octavo mandato consecutivo. El Consejo está preparado para actuar si Villar no se defiende, pero la Federación enviará sus alegaciones dentro de plazo.

El CSD investiga la concesión de un crédito encubierto al Recreativo para que pudiera tramitar las fichas a pesar de que tenía una deuda pendiente de 140.000 euros con José Luis Oltra, antiguo entrenador del club. El dinero fue adelantado por el Comité de Entrenadores para que el Recre pudiera competir. El Consejo investiga también si la Federación no exigió el aval para garantizar los pagos a los futbolistas que se exige a todos los clubes con deudas pendientes. Algo parecido sucede con el Marino, un club de Tenerife, que pudo inscribirse en Segunda B a pesar de que tenía cantidades pendientes con sus futbolistas desde la temporada 92-93, la última que disputó en la tercera categoría del fútbol español, una deuda cancelada a través de la Asociación de Futbolistas (AFE).

Desde la Federación mantienen que no han cometido ningún acto ilegal, que no hay ninguna reglamentación que impida que una entidad privada utilice su dinero para cederlo a una entidad miembro de su asociación que ofrece garantías de pago. Cada club tiene una cuenta en la Federación con ingresos y gastos, en la que se anotan, por ejemplo, los ingresos obtenidos por superar rondas en la Copa y de la que se descuentan otros gastos. Esa cuenta ha servido para adelantar dinero a clubes en otras ocasiones, por ejemplo, cuando alguna entidad solicitó que la Federación le adelantara un dinero que le adeudaba la UEFA. La Liga ya impidió en 2013 el descenso del Deportivo a Segunda B por impagos en lo que dentro de la Federación se considera una situación parecida.

El del Marino es un caso complejo, una deuda antigua con futbolistas ya retirados, pero el procedimiento es el mismo que con los futbolistas en activo. El dinero debe ser ingresado en la AFE, directamente por el club o a través de la Federación. Si el dinero llegó directamente desde la entidad federativa a la Asociación de Futbolistas es algo que debe demostrar el Consejo. Los antecedentes recientes avalan la tesis federativa. El instructor del expediente abierto por el TAD (Tribunal Administrativo del Deporte) recomendó el viernes el archivo de la denuncia presentada por el CSD contra el ex presidente de la Federación de Tenis, José Luis Escañuela, por el uso indebido de fondos. «Se desconoce si los fondos presuntamente entregados por la RFET procedían de subvenciones públicas o eran ingresos privados de la propia Federación», dice el informe del instructor, Tomás González Cueto. El desvío injustificado de 600.000 euros motivó que el mismo TAD inhabilitara dos años a Escañuela.

En los círculos cercanos a Villar se entiende esta investigación como una batalla electoral más, la manera más rápida de librarse de un presidente que lleva ya 28 años en el cargo y que vive enfrentado desde hace tiempo al secretario de Estado, Miguel Cardenal, y al presidente de la Liga, Javier Tebas. Ellos son dos de los principales avales de la candidatura de Jorge Pérez, hasta ahora secretario general de la Federación. En el Consejo ven cercana la inhabilitación de Villar. En el entorno del presidente entienden el caso como una maniobra política, pero empiezan a preparar la posible sucesión. Villar ha recibido el apoyo de todas las territoriales, excepto de la aragonesa de Óscar Fle, uno de los principales «enemigos» de Villar y que ya fue uno de los mayores promotores de la candidatura de Gerardo González, también antiguo secretario general de la Federación, en 2004. Incluso la andaluza, a través de uno de sus vicepresidentes, ha dado por escrito su apoyo a Villar, a pesar de que su presidente, Eduardo Herrera, es uno de los destacados valedores de la candidatura de Jorge Pérez. De entre los presidentes de las territoriales saldría el heredero del actual presidente en caso de que no pudiera presentarse.