Actualidad

Los 10 momentos más importantes de la carrera de Fernando Torres

27 de mayo de 2001. El debut con 17 años

En el minuto 65, en el estadio Vicente Calderón, Carlos García Cantarero, entonces entrenador del Atlético de Madrid, que peleaba por subir a Primera División en una carrera contrarreloj, hizo debutar a Fernando Torres, tres semanas antes máximo goleador, mejor jugador y campeón del Europeo sub'16 con la selección española. Entró al campo por José Juan Luque entre la aclamación del público.

Publicidad

"Todo el mundo estaba con la ilusión de que debutase ya, y yo lo iba a poner a jugar. Entendía que la incorporación de él nos podía ayudar a romper un partido espeso, y además no nos valía otra cosa que no fuera ganar", recordó el técnico en una entrevista a EFE. Fue el inicio de todo lo que vino después. Entonces, tenía 17 años. "Se hicieron realidad muchas cosas en ese momento. Era un sueño que llevaba desde muy pequeño", valoró entonces el futbolista.

3 de junio de 2001. El primer gol en Albacete

Una semana después de su estreno, firmó su primer tanto con el Atlético. Cuando el marcador, un 0-0, apuraba al equipo en la búsqueda de tres puntos indispensables en Albacete para creer en el ascenso, Iván Amaya centró al área desde tres cuartos de campo para el cabezazo incontestable del 'Niño', inalcanzable para Valbuena.

Era el minuto 80 en el Carlos Belmonte, él había entrado en el 73 en lugar de Francisco Narváez, 'Kiko', un ídolo para él. Después le han seguido 128 tantos más con la camiseta rojiblanca. "Cada gol que he marcado después del primero ha sido un regalo", decía el futbolista en esta segunda etapa con el club de su vida.

Publicidad

2 de noviembre de 2003. El golazo al Betis

"Pensaba que podía llegar de cabeza, vi el balón mucho más largo, era la única posibilidad que había y salió bien", decía Fernando Torres el 2 de noviembre de 2003, al término de la victoria por 1-2 contra el Betis en el Benito Villamarín con dos goles suyos, uno de ellos para el recuerdo; uno de sus mejores golazos como rojiblanco.

Publicidad

En el minuto 41, recibió un pase alto y cruzado que conectó con una media chilena, a una altura que parecía inalcanzable, con un derechazo incontestable que se coló en la escuadra de la portería de Koke Contreras, que maravilló al fútbol español y que permanece imborrable en su memoria y en la de todos los aficionados atléticos.

4 de julio de 2007: "Espero que esto sea un hasta luego"

"Llegó una oferta y les pedí que la escucharán. La decisión fue mía (...) La decisión ha sido difícil, pero creo que ha sido un gran paso adelante (...). Estoy orgulloso y lo estaré siempre de ser atlético. Esté donde esté mi corazón siempre será atlético. Espero que esto sea un hasta luego", aseguró Torres, emocionado, en una abarrotada sala Vip del Vicente Calderón el 4 de julio de 2007.

Era "un chico de 24 años, que comprendió algo muy duro"para él: "Que necesitaba marcharme del Atleti para que el club pudiera crecer y yo pudiese crecer". Era un punto y aparte, después de una década al servicio del club, para tomar rumbo al Liverpool, después al Chelsea y luego al Milán, para entre medias ganar con la selección española un Mundial y dos Eurocopas que festejó con el escudo del Atlético. Fue realmente un hasta luego. Volvió a casa en 2015.

11 de agosto de 2007. Debut en la Premier

Debuta con el Liverpool de Rafa Benítez en el campo del Aston Villa y marca su primer gol contra el Chelsea. Acaba la temporada con 24 goles.

Publicidad

29 junio de 2008. Gol a Alemania en la Eurocopa

El gol de su carrera. Gana la carrera a Lahm y supera al guardameta alemán para darle a España su segunda Eurocopa, el título que abrió los años más importantes del fútbol español.

11 julio 2010. Campeón del Mundo

No fue titular y cuando salió acabó lesionado, pero estuvo allí, en el momento más importante de la historia del fútbol español.

31 enero de 2011. Ficha por el Chelsea

Le fichan por 58 millones de euros y es cuando consigue los títulos más importantes a nivel de clubes, aunque no siempre como titular. Gana la Champions y su primera Europa League. En verano de 2014 le ceden al Milan

4 de enero de 2015: Torres llena de ilusión el Calderón

Parecía un día de partido en el Calderón, coches en las aceras, riadas de gente, colas interminables... Era el momento esperado durante años por la afición del Atlético, la vuelta a casa de Fernando Torres, que desbordó todas las previsiones, con 50.000 espectadores en las gradas para aclamar a su 'Niño', de regreso.

En una presentación nunca vista en el Manzanares, seguramente irrepetible jamás, un cuarto de hora antes de las 14.00 horas, con el '19' a la espalda, acompañado de sus dos hijos, salió del túnel de vestuarios. El estadio estalló de júbilo. "Es muy bonito volver a casa. Algún día me tendréis que explicar que he hecho yo para que me tratéis así de bien. Llevaba mucho tiempo esperando este momento (...) Gracias de corazón. Siempre estáis por encima de lo que uno puede esperar", dijo ese día a la afición del equipo de su vida.

"No había un motivo para acercarse al Calderón aquella mañana, es como un hijo se va de casa y vuelve a los siete años y su familia está ahí para decirle 'hola'. Así me sentí yo y fue el momento más especial que he vivido como futbolista. Y no ha sido ni un partido ni un gol", rememoró después sobre aquel recibimiento.

16 de mayo de 2018. El título incomparable de Torres

La final de la Liga Europa cumplió el anhelo más apasionante de la carrera de Fernando Torres: ganar un título con el Atlético de Madrid. Lo había perseguido siempre, lo había soñado desde niño y lo logró en Lyon contra el Marsella (0-3). Saltó al campo en sustitución de Griezmann para los instantes finales del duelo.

Levantó la copa junto a Gabi Fernández, el capitán, con emoción y con una felicidad enorme. "Es un final fantástico. Cuando uno tiene sueños de pequeño, este era el mío, ganar un título con mi equipo. Los sueños se pueden cumplir con trabajo, lucha y sacrificio como me ha enseñado el club. Siento una felicidad difícil de explicar".