FC Barcelona

Messi aviva el fuego del Barça

El Barcelona se ha convertido en este final de año en la casa de los líos. Mientras en el plano deportivo el equipo mantiene una posición privilegiada, líder en la Liga y vivo en la Copa y la Liga de Campeones, fuera del campo cada día le sale un nuevo problema. Como en sus mejores peores tiempos, la actividad extradeportiva es constante y el último incendio lo ha provocado la estrella del equipo, Messi, o quizá Javier Faus, según se mire. «Yo, desde el punto de vista más aséptico y más frío, no veo motivo para mejorar el contrato a un señor al que ya se lo mejoramos hace seis meses», dijo el vicepresidente económico hace unos días. Quizá no equivocó el fondo de la cuestión, pero las formas seguro que no fueron las ideales al referirse a «un señor».

El caso es que no sentaron nada bien a la figura barcelonista, que no ha tardado en contestar desde argentina, donde prosigue con la recuperación de la lesión en el bíceps femoral que se produjo el pasado mes de noviembre. El malestar de Leo es evidente al escuchar la respuesta que dio en una grabación a tres preguntas que le había mandado la emisora «RAC 1». Messi tenía ganas de responder. «El señor Faus es una persona que no sabe nada de fútbol. Quiere manejar el Barcelona como si fuera una empresa, y no lo es. El Barcelona es uno de los equipos más grandes del mundo y merece ser representado por los mejores dirigentes», afirmó el «10», para apuntar después: «Y le recuerdo que ni yo ni nadie de mi entorno hemos pedido ningún aumento ni renovación, y él eso lo sabe muy bien», añadió.

Pese a las palabras del argentino, la revisión de su contrato se va a producir en breve, según se desprende de lo que dijo el presidente, Sandro Rosell, en su discurso de Navidad. «Con Leo Messi no hemos hablado de nada de su renovación. Pero no hace falta decir que nuestras puertas están abiertas de par en par porque no tengo dudas de que Leo Messi ha de ser el jugador mejor pagado del mundo porque es el mejor jugador del mundo». Hay una contradicción dentro de la directiva, ya que lo que a Faus le parecía mal Rosell lo ve con buenos ojos. Messi es el futbolista con más sueldo de la plantilla, pero desde que Cristiano Ronaldo aumentara su compromiso con el Madrid y llegara a los 15,5 millones anuales, no es el mejor pagado del mundo. Hasta en eso compiten los dos futbolistas. Será la séptima revisión de contrato del «10» en las diez temporadas que lleva en el primer equipo. La última vez fue el pasado mes de febrero. Víctor Valdés fue preguntado ayer sobre el enfrentamiento en sala de prensa. «No me gusta entrar en diálogos producidos por dos partes en este caso, pero me gustaría defender a los míos, el club es de los míos y Messi es de los míos; me encuentro en medio», dijo el portero. «Debo decir que todos remamos en una misma dirección en el club», continuó. Leo, por tanto, será el siguiente en pasar por las oficinas para firmar, después de que el culebrón de Iniesta, que ya duraba varios meses, se cerrara con el acuerdo para que continúe en el club hasta el año 2018.

Messi también hizo referencia a otro de los temas extradeportivos que le está afectado en este final de 2013: las informaciones que han vinculado a su padre en una red de blanqueo de dinero proveniente de la droga, hecho que fue desmentido por la Guardia Civil. «No he leído nada directamente. Mi familia me ha comentado lo que se ha dicho y, la verdad, lamento profundamente lo que se ha dicho, no sobre mí, sino sobre personas que quiero, como mi papá o jugadores que son amigos (Alves, Pinto o Mascherano). Lo que hemos hecho nosotros en estos partidos es cien por cien benéfico», argumentó.

Sobre la idea de apartar a su padre de la gestión de su patrimonio, Leo se mostró muy contundente: «Estoy unido a mi padre y a mi familia en lo personal y en lo profesional. Si de mí depende, y mientras él quiera, seguirá siendo el presidente de nuestra empresa y de la fundación. Como siempre he dicho, yo me dedico a jugar a fútbol y él a gestionar mis intereses más allá del campo, intentando seleccionar los mejores profesionales y asesores que nos ayudan», concluyó Messi, que habló claro fuera del campo.