Messi, contra su maldición

El azulgrana ha perdido las tres finales que ha jugado con Argentina, que además lleva 23 años sin conquistar un título. Esta noche (02:00) ante Chile se juega la Copa América.

Messi dio una conferencia de prensa ayer en Nueva Jersey
Messi dio una conferencia de prensa ayer en Nueva Jersey

El azulgrana ha perdido las tres finales que ha jugado con Argentina, que además lleva 23 años sin conquistar un título. Esta noche (02:00) ante Chile se juega la Copa América.

Leo Messi apenas celebró la clasificación para la final de la Copa América Centenario. No había sido un partido cualquiera contra Estados Unidos. En él, el «10» asistió dos veces y marcó un golazo de falta por la escuadra que le convirtió en el máximo anotador en la historia de Argentina (55 dianas), por delante de Batistuta. Un premio pequeño. El grande, el que llenaría al atacante azulgrana, es otro. «Hemos venido a ganar la copa», dice. Por eso hasta que no lo consiga la euforia no será desbordante.

«No sé si un fracaso, pero sí sería una gran decepción», explicó el barcelonista. Y es que es la tercera final consecutiva que va a disputar con su selección. Fallaron en las otras dos, tanto él como el equipo. Infalible en los partidos decisivos con el Barça, con Argentino no tuvo su día ni en la final del Mundial contra Alemania ni en la de la última Copa América, ante Chile. Con el Barcelona, Messi ha disputado 23 finales, en las que ha logrado 24 goles. Con la albiceleste son tres, si se suma a las dos recientes la otra que perdió en la Copa América, en 2007, en la que fue titular pese a que sólo tenía 20 años. «Es importante para mí, pero no porque me falte un título, sino porque quiero ganar la Copa América», explicó el atacante en una conferencia de prensa en Nueva Jersey. «Es la cuarta final que me toca jugar con la selección y me gustaría que algún día cambie la historia y pueda ser campeón», añadió.

La sequía de Argentina va más allá de Messi. Son 23 años sin conquistar un título con la absoluta, ya que los Juegos Olímpicos (oro en Atenas 2004 y Pekín 2008, en la que sí estuvo Leo) los disputan una selección sub 23 que puede incluir a tres futbolistas que superen esa edad. La Copa América celebrada en Ecuador en 1993 es el último triunfo de Argentina, que contaba en sus filas con hombres como Simeone, Batistuta o Redondo.

Chile volverá a ser el último obstáculo, como hace un año. «Es un equipo que te presiona bien y no te deja jugar. Llevan tiempo juntos y por eso llegaron a esta final», opinó Leo. La selección «roja» ha ido de menos a más en esta competición. Empezó con dudas, pero la goleada en cuartos a México (7-0) acabó con ellas. Messi intentará batir a su compañero en el Barça, Bravo, para ayudar a su equipo. Nunca ha marcado en una final con Argentina, aunque en estos momentos su fútbol va más allá de los goles.