MENÚ
martes 26 marzo 2019
06:33
Actualizado

Messi y Cristiano Ronaldo se miran de reojo

El argentino del Barça y el portugués de la Juve han sido las estrellas de los octavos de la Champions y podrían quedar emparejados en el sorteo de cuartos (12:00, #Vamos). El Liverpool y el Manchester City, las otras amenazas

  • Messi y Cristiano Ronaldo se miran de reojo
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

14 de marzo de 2019. 23:01h

Comentada
Francisco Martínez Madrid. 14/3/2019

Cristiano Ronaldo y Messi no se pierden de vista. Tuvieron una rivalidad íntima cuando el portugués jugaba en el Real Madrid y ahora, desde la distancia, son otra vez el centro de atención. CR le marcó tres goles al Atlético en los octavos de la Champions y Messi respondió con dos tantos y dos asistencias ante el Lyon, apareciendo en el momento en el que peor lo estaba pasando el Barcelona. «Lo que hizo fue impresionante», dijo el argentino de la actuación del luso. «El rival que nos toque será difícil, no podemos elegir», añadió el «10» sobre el sorteo de cuartos, que tendrá lugar en Nyon (12:00, #Vamos).

Un cruce entre Juve y Barça sería la bomba, un nuevo capítulo del cara a cara entre los dos mejores jugadores del planeta, los que persiguen los récords: ambos tienen los mismos Balones de Oro (5), Cristiano ha ganado una Champions más que Messi (5 y 4, respectivamente) y ha marcado más goles (125 y 108), aunque con peor porcentaje (0,76 goles por partido y 0,82). En LaLiga, el barcelonista superó al exmadridista en tantos y títulos. «No voy a decir a quién no quiero, porque seguro que nos cae», bromeó Valverde sobre el posible rival. El técnico, su estrella y el equipo están ante su muro de los últimos tres cursos: pasar los cuartos sería dejar atrás el trauma de Roma, el único lunar de la temporada pasada, de ahí que la palabra «confianza» está prohibida, toque quien toque.

Sí, un enfrentamiento Messi-Cristiano sería la bomba, pero no hay bombones en el sorteo. A priori, el equipo menos potente es el Oporto de Casillas, precisamente verdugo de la Roma esta temporada. Después, por la trayectoria de los últimos años, está el Ajax, aunque al haber eliminado al Real Madrid, el campeón, de forma rotunda, sube su cotización y el nivel de desconfianza hacia él. Los cuartos los completa la Premier, que aporta cuatro equipos, confirmando la tendencia al alza de los últimos años. Los ingleses llegan a las rondas finales, pero no lo coronan con un título. En el siglo XXI sólo han levantado tres Orejonas: el Liverpool (2005), el Manchester United (2008) y el Chelsea (2012). Italia también tiene tres (2 el Milan y 1 el Inter), aunque la última en 2010; Portugal añade 1, la de Mourinho con el Oporto, y España tiene diez (6 el Real Madrid y 4 el Barcelona), incluidas las cinco últimas.

Parece que esta temporada la Premier tiene algo más que decir, por el potencial de sus equipos. El Liverpool ya fue finalista el año pasado y ha demostrado que no fue casualidad, pues en octavos ha eliminado y jubilado al Bayern, que la próxima temporada hará una profunda renovación. Los «reds» se le podrían atragantar al Barcelona. Los equipos que dirige Klopp juegan sin freno, presionando arriba, rápido, y son capaces de marcar muchos goles en poco tiempo. En Múnich brilló su tridente, sobre todo Mané, pero también Salah y en menor medida, Firmino. El déficit que tenía, que eran los tantos encajados, lo ha mejorado: en la Premier es el menos goleado y en la Champions ha recibido ocho dianas, las mismas que el City, el Oporto y el Ajax, sólo dos menos que el Barcelona y una menos que el Manchester United.

El Manchester City, por su parte, ya parece preparado para todo. Intimida su poder ofensivo (26 goles), pero deja dudas atrás, con fallos a veces inexplicables. Con Guardiola nunca ha pasado de cuartos (sí llegó a unas semifinales con Pellegrini, en 2016), pero el equipo cada vez tiene más poso. Es uno de los favoritos al título. El morbo añadido sería la vuelta de Pep al Camp Nou. Ya lo hizo con el Bayern (perdió en las semifinales de 2015) y con el City en la fase de grupos de 2016 (cayó en Barcelona 4-0, pero se impuso en casa 3-1).El nivel de dificultad, siempre en teoría, baja con los otros dos equipos ingleses. Por un lado está el Manchester United, que dio la campanada dejando fuera al PSG. Desde la llegada de Solskjaer al banquillo en lugar de Mourinho se ve otra cosa. Tiene jugadores muy físicos que quizá sufrirían con el juego de posición y de posesión de los azulgrana, pero también pueden hacer daño a la contra. Sería el típico choque de estilos. Al Tottenham ya le venció el Barça en la fase de grupos, pero el aviso está en que haciendo en Wembley uno de los mejores partidos del curso, encajó dos goles. Harry Kane siempre es una amenaza.

El sorteo es puro, sin condicionantes, y se conocerán tanto los emparejamientos de cuartos como el camino hasta la final que se disputa en el Metropolitano el 1 de junio.

Últimas noticias