Monchi elige a Lopetegui para el banquillo del Sevilla

El exseleccionador y exentrenador del Madrid está a un paso de convertirse en el sucesor de Caparrós al frente del equipo hispalense

Julen Lopetegui, en una imagen de archivo / Efe
Julen Lopetegui, en una imagen de archivo / Efe

El exseleccionador y exentrenador del Madrid está a un paso de convertirse en el sucesor de Caparrós al frente del equipo hispalense.

En su regreso a casa, Monchi ya ha tomado su primera y su más trascendente decisión: ha elegido a Julen Lopetegui para reconstruir un Sevilla ganador. El lunes, el director deportivo esbozaba el perfil del técnico que habría de sentarse en el banquillo ocupado por Joaquín Caparrós en el último tramo de la pasada Liga: con experiencia, hambre y conocimiento del campeonato e idioma españoles. Las informaciones periodísticas reducían las candidaturas a tres, incluida la del efímero seleccionador nacional.

Además, figuraban en la terna el francés Rudi García, una vieja aspiración de Monchi, y Javi Gracia, cuyos enormes emolumentos en el Watford, por el que ha renovado recientemente, cerraban la puerta del Sánchez-Pizjuán.

Al final, el hombre es Lopetegui. Su espantada en vísperas del Mundial y nada menos que para irse al Real Madrid, el rival menos querido por la mayoría del sevillismo, lo convierte en poco menos que un apestado para una afición incrédula con la decisión de Monchi, que se plantó en la reunión que el consejo de administración del Sevilla celebró ayer en Villalba del Alcor (Huelva) para plantearle su fichaje a la dirigencia.

El crédito acumulado por el gaditano durante los tres lustros de gloria que ha dado a la entidad es inmenso, pero hasta él tuvo que advertir que se acercaba «el momento de tomar una decisión que quizá sea impopular». Sabe que arriesga, aunque también sabe que ni el presidente ni nadie va siquiera a matizar sus opiniones. Salvo giro imprevisto, la noticia se hará oficial en los próximos días.